Antieducación

Vivo encerrado en un sistema educativo cuyo principal objetivo es entorpecer el aprendizaje natural de sus alumnos, corrompiendo el desarrollo de todas y cada una de las mentes que lo habitan. Formo parte de este sistema antieducativo.

Un sistema que no diferencia a las personas más que por su edad, al que no le importa que destaques extraordinariamente en algo si no logras ser notable en el resto de materias, un sistema que repudia el pensamiento y aboga por un frío y controlador servilismo. Un estúpido sistema pecuniario cuyo objetivo es moldear a quienes en un futuro, deberán controlar.

Déjenme exponer la situación: Seis profesores distintos, que te piden que le dediques entre dos y tres horas diarias a sus asignaturas para llegar al mínimo que el “sistema” requiere. Si sumas esas horas de trabajo -vano, mecánico, estéril- obtienes entre 12 y 18 horas al día exigiendo, por supuesto, que asistas a sus clases si quieres tener derecho a evaluarte, lo que te deja inexorablemente sin posibilidad de dormir. Gracias a Dios que nadie les hace caso.

Un sistema numérico: Eres un número de la lista y tu valor es el número que los profesores te den. Si no has logrado comprender las matemáticas, no importara cuanto destaques en otras áreas, no serás óptimo para el sistema.

Jamás comprenderé porqué una persona cuyo principal deber debería ser aprender tiene que tener esta presión constante, haciendo imposible su natural desarrollo. Cómo creen que podemos desarrollar nuestras virtudes y corregir nuestros defectos si lo único que nos piden es que sepamos lo que ellos nos deben preguntar por exigencia de un programa fantasma. Serán necesarias habilidades cinegéticas para escalar el escollo de la indiferencia de unos profesores que sólo querrán tu hipocampo. Unos profesores que creen que su aula es un pequeño imperio cuyo único gobernador son ellos mismos, el único sitio donde tienen voz y voto, y son los alumnos quienes pagan su frustración.

Vivimos en un sistema que en lugar de educar y enseñar, somete. Vivimos en un sistema donde los alumnos en lugar de aprender y progresar, naufragan. Por favor, no hagáis caso de lo que os digan, no memoricen, piensen.

Por: Jimmy García Ferrer (España)

twitter.com/jimmytrv


Únete a nuestras redes:

facbook     twitter-icon-circle-logo     instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf     tumblr_256     social_youtube_63

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Wow! Nunca había encontrado algo tan parecido a lo que he llegado a descubrir en el sistema de educación universal, excelente! Mortandad y esclavitud mental, metidos en un sistema que garantiza su esclavitud aun dando alas para volar…

    Me gusta

  2. Hace muchos años, un profesor me dijo lo mismo, lo está escrito no hay que memorizarlo, hay que centrarse en analizar y pensar.
    Saludos

    Me gusta

  3. ragdoll54 dice:

    Es tan cierto. Y está reflejado de forma más exagerada en los últimos años de instituto. Muy buena reflexión! 😊😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s