Donde la tristeza es feliz.

Quién sabe si lo del amor nunca tuvo que ver con el dolor, quién sabe si lo de la felicidad jamás tuvo que ver la satisfacción en la tristeza. Quién sabe si ella no tenía que confrontarse con la muerte…

Yo camino donde el diablo no se atreve a ir.

Yo camino tranquilamente en el cielo.

Yo corro donde los ángeles no me pueden cohibir.

Yo corro libremente en el infierno.

Encuentro en tu credo

el bienestar de mis sueños,

encuentro en tus creencias

el significado de la libertad.

Yo no quiero verte partir.

Yo no quiero verte sufrir.

Acaso soy yo la que se va

y no eres tú quien se aleja…

Señor, deseo ser feliz.

El Inframundo nunca fue tan

silencioso entre esta habitación.

El Empíreo nunca fue tan

impropio, y tan sintomático.

Yo caigo en la bañera…

te encuentro en el final

de la autopista. Por fin.

Te hallé. Te he perdido.

Por: Mabel Rosales (Honduras)

asunamrghn.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s