Negrete

Negrete

Hoy me llegó el rumor de tus labios posados en otros labios.

¡Qué feliz te veo!

Hoy la noche tenía una sonrisa coqueta, en ella vi el acero que brillaba en tu rostro cuando me mirabas.

Justo hoy, justo cuando tus ojos empezaron a seguir mis pasos.

Negra,

Negrete,

Negrerine…

¿Cuántas noches nos dejamos?

Le puse fin a la biblioteca de rostros que delatan y destruyen sonrisas.
Los vuelve llanto, llanto amargo.

Qué ganas me dan de vestirme, coger el llavero azul que olvidaste en mi cuarto y salir corriendo a buscarte.

Cinco cuadras en las cuales debo sostener el corazón con las manos.
Ahora las veredas se cierran como las mentes de los amantes de Smith.

Extraño el frío de tu baldosa,
el chillido de las bisagras de noches infinitas,
los pasitos a cuclillas para no despertar a tus padres,
y ese vaso de jugo, ¿te acuerdas?
eres una experta en jugos y ensaladas.

Ahora veme, soy la nada, soy los restos que desechan las pasiones.

¡Amantes por las noches!

Los sonidos de tu desnudez,
la calidez de tu palma sobre el falo agitado,
tu lengua sedienta y ese ¡agh! Que me excita.

Negra, negra de mi vida…

Te fuiste,
¿te fuiste?
te fuiste.

Eres noticia de última hora,
el último cigarro en el sobre del veneno,
el sorbo que no quiere ser sorbido,
el bocado del adiós.

¡Qué feliz te veo!

Quisiera tener el rostro de la verdad y estrellar esta mentira sobre el pavimento mojado.
Mojado por la lluvia cómplice del deseo.

Ahora que me voy entiendo que me dejas.

Detesto el romance caduco,
las palabras amorosas que endulzan los vinos,
la diabetes entre versos.

Un jugo amargo

Medio vaso de jugo y lo completas con agua del grifo.

Quiero el rostro de la miseria y el cuerpo del abandono.

Tantas noches fueron nuestras,
ahora ni las tardes nos pertenecen,
¿por qué andas buscando el amor?

El desorden no es tragedia si entiendes lo que quiero decirte.

Yo te convertí en la fiera que eres,
ahora debo cuidarme de tus dientes.

Y vuelves al primer hijo de puta que me hizo llorar, ¿por qué justo él?
¿Por qué la venganza sabe a duda y tus ojos plantean más preguntas que respuestas? ¿por qué?

Locura infinita.

Quiero dieciocho minutos y veintitrés segundos de saliva sobre el micrófono para recitar por vez primera y las que sean necesarias hasta que escuches mi lamento.

Slide, touch y stalkeo

boquitadepescado

Juré amarte hasta que me duelan los dedos de tanto escribirte canciones con la guitarra que vos misma le robaste a tu tío para que te cante con voz de veinticinco centavos.

Juré amarte y dejarme amar… fallé en lo segundo.

Eras clichés, ruidorosa, etiqueta y mentalidad televisiva, ¿lo recuerdas? ¡qué gracioso!

El último martes que te vi coreabas a Yorke, me hablaste de Bukowski y preguntabas por los Noiser.

—Los Noiser bien están, déjalos ser felices.

¡charan, chararan, chararan…! Alhaja tocan.

Por vos, negra de mierda, por vos le dejé hasta al Ernesto.

Soy lo que lees por lo que hiciste…

Páginas sin nombre, estrofas retorcidas. Versos sin rima.

Y así que las hojas se quemen una por una…

Tengo fuego en los dedos.

Por vos traté de ser un experimento de hombre, de chico cool.

La memoria me traiciona más de lo que tú serías capaz.

Te amé hasta en el templo de seres imaginarios,
te amé hasta llorar frente a mi hermano,
te amé hasta quedar dormido en bares de olvido,
te amé como el desierto ama la lluvia,
te amé como la muerte ama la vida,
te amé hasta perder este intento de orgullo que solo te causaba risa,
te amé hasta que logré que me amaras.

¡Y te vas!
¡Qué feliz te veo!

/jadeo/

Así como el Puma quiero coserte letras a la memoria.

¡y te vas! ¡me dejas!

Me dejas con la sombra de tus labios recorriendo mi cuerpo,
me dejas con las palabras en las yemas de mis dedos,
me dejas como el amante amado, solo y solitario.

Soy el veneno de tus penas,
la angustia en pequeños frascos de muestras de perfume.

Me dejas como ese viejo disco rayado que te cansaste de escuchar una y otra vez.
Una y otra vez más cuatro veces más.
Me dejas cansado con los pies enterrados en el concreto.

Me dejas con la condena de las páginas porno abiertas en el navegador.

Me dejas volar la imaginación.

Te fuiste con letras de Cerati.

Me quedo con la voz de Spinetta.

Por: Ernesto SG (Ecuador)

5cuerdas.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s