Bendita la IMperfección

Me chirria tanto el verbo madurar como la época en la que nos enseñaban que para cortar las frutas tenían primero que verlas madurar.

No he conseguido encajar en ninguna de sus definiciones ni haciendo fuerza. Pero bueno, si esto es inmadurez que me entierren con el prefijo de por vida. Que vivimos en un mundo en el que ya no hace falta estar maduro para saltar.

Y el problema no es nuestro.

El problema son ellos, que nos cortan las alas antes de aprender a volar.
Que nos rompen en mil pedazos cuando aún no sabemos cómo encajar este puzzle.
Que nos convierten en líderes sin carrera, en constructores de personas sin pies ni cabeza, y en responsables de muchos riesgos y más problemas.

 

Así que no admiraré a quien se considere maduro,
sino a quien ante el innumerable número se críticas,
se gire,
sonría,
y responda:

– ¿Que soy qué?
   Sí,
   y a mucha honra.

Por: Mamen Monsoriu (México)

instagram.com/mamenmonsoriu


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s