10 alertas si eres escritor

He estado estos días un poco zombaritolove que digo zombariloque, así de reflexivo como este emoj que tiene la manito sobre el mentón, intento simplemente conectar palabras pero ajá, el síndrome del escribano, o ¿será una especie de síndrome de abstinencia? Si es que escribir se puede ver como un vicio.

Un vicio… uno caro, solitario, que te hace consumir en ti mismo, te encierra en un pequeño mundo en el que tú no eres el héroe, y buscas alguien que te saque de esa penosa necesidad de creer que necesitas estar triste, con alguna sustancia tóxica o enamorado para poder contar algo después de viajar a esa cueva en la que guardas lo poco bueno que crees que queda de ti.

Rayos ¡lo siento! lo he vuelto a hacer, ya llevo un párrafo y no he salido como dice mi psicoanalista “de mis propias miserias”, es muy complejo esto del oficio de escribir.

Insisto, debería haber grupos de apoyo para escritores, y no me refiero a esos patéticos talleres para escritores de blogs, fanzines o poetas de bar que aspiran publicar un libro para alimentar el ego. Cosa distinta son estímulos o becas serios, no me mal entiendan.

Además, esos talleres suelen ser dirigidos por un escritor que ya publicó al menos una serie de cuentos, antologías o quizás una novela de “culto”, eso de culto nunca entendí si era por lo oculto del autor, si era por lo culto que se tenía que ser para leerlo o simplemente ser parte del círculo (culto o secta a la que él pertenece) para entenderlo…

De nuevo insisto, me refiero a un grupo de apoyo real, donde se reúnan los escritores a aceptar sus problemas, todos los tenemos,  y obvio… que quien conduzca el grupo sea una persona que pueda guiar a los participantes a dejar alguna o todas de estas actividades:

Top 10 de alertas que te indican que eres un escritor que necesita ayuda

(Datos provistos por estudios poco confiables)
  1. Ver películas de escritores intentando vaticinar su futuro en ellas.
  2. Tener más de cuatro lecturas al mismo tiempo e intentar recrear entre las historias una propia que sea original y publicada.
  3. Buscarse a sí mismo en personajes escritores dentro de novelas de otros escritores que en realidad hablan de sí mismos y no de ti.
  4. Culpar la falta de creatividad y disciplina para escribir a una industria en quiebra por la tecnología.
  5. Andar con una libreta tomando notas de la cotidianidad, la cotidianidad no es mágica y es de periodistas hacer eso de las libretas, no de los escritores.
  6. Asistir a talleres de escritura creyendo que se puede enseñar o aprender a escribir, cuando en realidad le robas las ideas a los que sí las tienen.
  7. Confundir tu voz propia con la mitomanía y decir: Soy un escritor emergente que llevo no sé  un par de años dándole vueltas a un proyecto pero… mi editor se murió, mi novia me dejó y me enteré que soy adoptado.
  8. Entrar en la madriguera del conejo: bebida, promiscuidad, sustancias, todo lo que sea necesario para hacerte creer a ti mismo que estás intentando salir de un bloqueo creativo. Solo eres un vago sin oficio.
  9. Pensar en dejarlo, eso no se puede.
  10.  Y lo peor… ser indulgente contigo mismo y hacer que los demás te tengan pesar por ser escritor… ”No me entienden, soy un genio que necesita su tiempo y espacio para crear”, por lo general se termina autopublicando, el suicidio de la creatividad.

Yo, he pasado por casi y todas las señales de alerta, y por eso creo que debe haber un grupo de apoyo para escritores, con esas reglas extrañas como las de hoy no mañana sí, pero al revés, hoy sí escribo media página y mañana no o algo así como… me haré las preguntas que me lleven a volver al motivo inicial por el que escribo cada vez que me levante agradecido con Dios y con la vida por tener una voz que no se calla, hay gente infeliz con verrugas, otros con sus talentos.

En fin si tienes un querido amigo “escritor” que veas que está pasando por alguna de estas u otras cosas, recuerda lo complejo del oficio mismo del escribir, es más inténtalo, escribele una carta a tu pareja o papas, ¿o algo más retador? Haz un cuento o empieza a escribir la autobiografía de tu abuela,  pero si no ves a tu querido amigo escritor pasando por ninguna de estas u otras agonías, puedes estar tranquilo, tu amigo no es escritor.

Por: Juan Sin Ombligo (Colombia)

juansinombligo.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. LITHANY dice:

    coincido contigo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s