Obsolescencia programada

Las impresoras
están hechas
para algún día
estropearse.

Los sentimientos
han nacido
para algún día
desvanecerse.

Contagiados
de chips programados.

Tras las primeras llamas
es difícil mantenerse encendido
y entender la belleza de las brasas
latentes, intermitentes.

Ilusiones hasta la mitad
con fecha de entrega
con fecha de caducidad.

El hartazgo nos persigue
como Tom a Jerry
como Trump a los mexicanos.
Casi muertos, huimos de los gusanos.

Buscamos razón en las razones
ya no quedan cazafantasmas
ahora somos cazamotivaciones.

Revivir las llamas es tarea ardua
arden con alcohol y gasolina
pero al estómago le sientan mejor
ron-cola y aspirina.

El tema, lo sé, está jodido.
Sólo te pido un cometido:
no te apagues.

Aunque llueva y haga frío
aunque los sueños se te peguen a la almohada
aunque las ganas olviden sus motivos
aunque el dolor pese demasiado en los pies
aunque las trincheras se conviertan en hogar
aunque se te olvide caminar
aunque toques fondo en arenas movedizas
aunque te pese la mochila llena de ambición
aunque los monstruos bajo tu cama no te dejen dormir
aunque confundas respirar con vivir

tú y yo, amigo mío,
le robaremos al aburrimiento
algún nuevo desafío.

Nos consumiremos hasta las cenizas
para descubrir que somos fénix.

Por: Ismael Derhali (España)

retrospeccionistaoptimista.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s