Antítodo

Curas mis venenos
todo duele menos.

Llegas y te quitas el abrigo
yo te abro y me desvisto contigo
me arrancas las preocupaciones
descompones las malas canciones.

Sabes curarme bien las heridas
cuando la esperanza está perdida
me gusta rozar el coma etílico
y mandarte whatsapps patéticos.

Pero tú me sanas las resacas
en deshidratación, me rescatas
de mí, te ríes solo un poquito
dices “no pasa nada, bonito”.

Tu sonrisa, sabor aspirina
medicina contra la rutina
solo tienes un principio activo:
este sencillo amor abrasivo.

Por: Ismael Derhali (España)

retrospeccionistaoptimista.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s