La ambivalencia de dos hilos.

La soledad de un verso conmueve,
entran y sobran las ganas y los motivos
para salir a explorar y reflexionar
y entonces…

eres tú.

El soldado
hecho de cenizas
de un fuego inexistente,
la enfermera
de huesos y sangre
de una guerra inextinguible.

El amor de poetas estremece
hasta lo más profundo de las
entrañas.
Te hace débil y ya no puedes volar
o tan siquiera
gatear…

Solo llorar.

Entonces,
vuelves a ti.

Haces el recorrido por el campo
de conflicto.
Sombras haciendo ecos en
casas sin paredes.

Entonces,
regresas.

Al hogar de niebla y recuerdos.
Al lugar de ruidos y huecos.

 

Por: Mabel Rosales (Honduras)

asunamrghn.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Un comentario Agrega el tuyo

  1. muy hermoso gracia por compartir

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s