Atracción

No puedo desviar mi mirada de esos ríos de oro que recorren tu cabeza y que embellecen, aún más, las dos lunas de miel que transportan mi corazón hacia un juego de aventuras y de fantasías.

Te sigo mirando, y mi imaginación continúa alimentándose con la ternura que le da tu boca, que es como un imán que me acerca hasta vos para besarte, como lo hacen el mar y las rocas.

Sos hermosa. Debés ser el sueño de algún ángel, y yo soy un privilegiado por poder disfrutar de tu belleza, de tu cuerpo que es puro arte, y de tus ojos que no me quieren soltar; los míos tampoco.

Me fascina este momento de intimidad: mi corazón se desnuda, se quita la vergüenza, y empieza a adorarte (cada latido un poco más). Y vos y tu alma me gritan a través de tus gestos. Me pedís que me acerque; yo, encandilado por tu paisaje, lo hago.

 

Por: Jonathan Monserrat (Argentina)

jonathanezequielmonserrat.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s