Escritores de Letras & Poesía Lola Ferrin (Colombia) Prosa Poética

Adiós a los veintes

Adiós a la incertidumbre más dulce, a las preguntas que se digerían con una botella de vino y tres cajas de cigarros.
Adiós a los besos que borraban certezas y tatuaban angustias, a las horas perezosas y a los proyectos que cavaron sus tumbas a destiempo.
Buen viento y buena mar a las heridas sin cicatriz, a las cartas jamás enviadas, a los secretos inconfesables y a las lágrimas que se cristalizaron por cuenta de un orgullo precoz.
Una tierna despedida a los años más pícaros, esos en los que dormía con el sol y malvivía con la luna. Bandera blanca a los errores que me dejaron justo al borde del precipicio, a los pasos que nunca debí dar y los retrocesos que eran necesarios, pero que jamás nacieron.
Les he comprado un ticket sin regreso a los silencios obligados, a las caricias desganadas, al café tibio, a la leche descremada, a los romances sin amor. Ya no le encuentro sentido a las esperas innecesarias, llamar a las puertas que no se abren nunca y a las conversaciones con el correo de voz.
Bienvenido sea el vino por placer y no por despecho. Bienvenidas sean las cartas que argumentan antes que podrirse en excusas. Bienvenido sea el baile, la música que se te mete por los poros y la poesía que se ha mudado a mi pulmón izquierdo.
Un hola a las miradas compasivas, a las sonrisas que curan enfermedades, a los abrazos sin palabras, a la medicina encapsulada en un te quiero.
Un hola a mis sueños de astronauta, a la utopía de una humanidad que lee más y se mata menos. Al aire puro, a los ríos cristalinos, a las abuelas que juegan con sus nietos un domingo por la tarde y a los cementerios llenos solo de personas que se van con muchas canas y navegando sobre una muerte natural.
Ha llegado el momento de soñar con los ojos despiertos, de atestiguar a favor de mis pasos, de defender mi camino, de darle color a mi bandera, de izarla en mi vida, ondearla como muestra de rendición ante el amor.
Ha llegado el momento de destapar otra botella de vino, de reír más fuerte, de ir a lo alto, de tomarse todo el aire del mundo y de desafiar a la vida, porque aquí hay suficiente pecho para recibirla.

6b (12)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.