Cuentos/Relatos Escritores de Letras & Poesía Isaias M. Creig (Argentina)

Jazmines

Primero se despierta su compañera. Son las siete y media de la mañana y el sol ya pega en la ventana. La claridad lo espabila. Poco a poco se despereza, mira el celular y se queda un rato haciendo fiaca. Su novia se viste, se peina y vuelve a la habitación para darle un beso. —¿Te vas a levantar a cebarme unos mates?— le dice y él asiente con una sonrisa radiante. Es miércoles y se siente descansado. Se incorpora, se viste, se lava la cara y los dientes y pone el agua para el mate. Mientras se maquilla, le ceba dos y dice: — ¿Querés que te acompañe al trabajo?—, y ella retocándose los labios frente al espejo sin mirarlo: —Dale, pero trae el mate—.

Al salir la primavera lo recibe con los brazos abiertos. Lleva el termo en una mano y el mate en otra. En la mochila un libro de Hebe Uhart. La empresa donde trabaja su novia queda a unas quince cuadras, que caminan suave y pausando mientras charlan de cosas sin importancia. Se cruzan con la obra del tren, pronto pasará por arriba y ya no serán necesarias las barreras. Atraviesan la plaza, cuyo césped de un verde intenso le provoca espasmos de alegría. Cruzan las vías y desembocan en Libertador, que los recibe con ruido y autos que a él no solo no le afectan, sino que los disfruta. Al llegar a las puertas del edificio de la empresa, ella le pide uno más y luego le da un beso lento y suave. —Te amo. Nos vemos más tarde— dice y desaparece tras la puerta de blindex.

Al retomar la vuelta lo hace lento. En cada esquina toma un mate y observa a la gente que pasa a su lado. Una chica con el celular en la mano casi tropieza con el perro de una señora. Un chico con auriculares cruza en rojo y le tocan bocina. Dos mujeres caminan apresuradamente hablando entre ellas a viva voz sobre el plan de acción frente a un supuesto cliente. Él mira todo como si estuviera frente a una pantalla de televisión. Luego de cinco cuadras vuelve a doblar hacia la plaza.

En la plaza lo recibe un banco bajo un sol agradable. Se saca la mochila y toma el libro de Hebe. Se sienta con el mate a su lado y comienza a leer. A su alrededor las personas se mueven rápido, ya sea porque están haciendo deporte o porque son parte del ritmo de la ciudad. En frente, cruzando la avenida, los obreros trabajan en la construcción del puente para el tren. Detrás, sobre el césped, los regadores lanzan un rocío que refresca su espalda. Suspira, sintiéndose en paz consigo mismo. Termina la novela y se incorpora. Limpia el mate, guarda el termo junto con el libro en la mochila y sigue su camino. Son las diez de la mañana.

Al llegar a su casa el olor a jazmines lo invade. La noche anterior trajo varios ramos para perfumar el living. El sol entra por las ventanas del balcón. Pone música, un disco de Serú Girán, mientras coloca dos rodajas de pan en la tostadora. El olor a pan tostado se combina con los jazmines y sus pulmones lo agradecen. Desayuna parado pero tranquilo. Luego, ya sin hambre y en compañía de un café enciende su computadora. Una sombra se dibuja en su mirada, pero queda oculta bajo la claridad del momento; entonces comienza, como todas las mañanas desde hace un mes, a enviar su curriculum vitae a los diferentes portales de búsquedas laborales.

(22)

Anuncios

3 comentarios

  1. Has hecho de un momento cotidiano una hermosa escena. Estaba sentada en la plaza junto al protagonista y e admirado esa templanza que transmitía una inmensa paz. Más aún cuando al final descubrimos que tendría motivos para estar deprimido ,enfadado con el mundo o harto de todo.
    Una historia con un gran mensaje y escrita con mucha delicadeza.

    Le gusta a 1 persona

  2. Has hecho de un momento cotidiano una hermosa escena. Estaba sentada en la plaza junto al protagonista y he admirado esa templanza que transmitía una inmensa paz. Más aún cuando al final descubrimos que tendría motivos para estar deprimido ,enfadado con el mundo o harto de todo.
    Una historia con un gran mensaje y escrita con mucha delicadeza.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.