Dante Verne (España) Poesía en Verso

El rastro ígneo

El rastro ígneo de tu paso fugaz,
como un aleteo de párpado,
alumbra un instante mágico,
cincela en el aire un hambre voraz,
un presagio, el trance de un afán,
ansia de tenerte en mis brazos,
de marcarte a fuego cegado,
de hundirme en tu mundo abisal.
Pero no estás en el lapso crucial
y por mis deseos me arrastro,
buscando la huella, el retazo,
del envarado perfume animal.
¡Viento del sur, espuma de mar!
Desapareces cuando te alcanzo,
eres la sombra de ese remanso,
que se esconde de mí sin parar.
¡Arráncame este anhelo de sal!
de lágrima dulce, del quebranto
de soñar aguaceros en vano,
de soñar por soñar.
¡Arráncame este anhelo de azar!
de sirenas de pelo enmarañado,
de mañanas de azul verano,
de mañanas por tallar.
Entre todas las razones se hallará
una sola que me haga extraño,
y que no deja de hacerme daño,
pero ni una sola que me haga dudar.

31.png

Anuncios

14 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.