Metáfora Naranja (España) Poesía

Pegado al alma

Y el viento,

que antes era rojo,

ahora llora por nosotros.

Se rompe,

contrae sus músculos

a la vez que respira

por tus párpados,

quieto,

pero intranquilo.

A lo mejor es que me he equivocado

y nacer poeta

no es suficiente

para vivir de la nostalgia,

para hacerse eco entre jarrones

de flores secas,

muertas,

que antes fueron nómadas

y no nos esperaron para marchitarse.

Y el rayo,

que antes fue riente,

ahora hiere en nosotros.

Se cansa,

abraza sus esquinas

a la vez que tiembla en tus heridas,

preocupado,

pero paciente.

Contemplé una vez un lugar

que fue casa mía,

donde me di cuenta

de que llevo,

pegado al alma,

un abrigo de mayo eterno.

2 comentarios

Responder a Cruzar La Noche Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: