Eva Zúñiga (España) Poesía

Juventud, divino tesoro

La juventud
frente a la senectud
es la flor de la vida
que,
lejos de ser cuidada,
es oprimida y repudiada.

Esa flor que hacemos morir
cuando dejamos desamparados los proyectos
y nos empeñamos en poner cerrojos
a cada puerta por la que quieran salir.

De la vida,
la que es de todos
sin pertenecer a nadie
aunque,
pecando de hiriente,
me atrevo a decir
solo es de la muerte.

La juventud se enfrenta,
la juventud se encara,
pero también se cansa,
de dar y no recibir nada.

Acabar con el movimiento febril,
cansado y teñido de añil.
Como un cielo quemado por el sol,
como un joven encarcelado sin razón.

5 comentarios

  1. ¡Maravillosa prosa, en formato de denuncia! La senectud de la vida; debería recordar sus propios sueños o proyectos de vida en su juventud, para entender que solo debe alentar a aquell@s jóvenes en todo aquello que emprendan, buscando VIDA en cada paso… Un cálido saludo.

    Le gusta a 2 personas

Responder a Cruzar La Noche Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: