Corazón aliviado

Hoy murió un amor.

No hay nada de qué hablar.

No me quiere hablar.

Y francamente, yo tampoco.

No me inquieta ese silencio.

Me agrada, me acalla.

No me ametralla.

Rebota.

Si me insulta, me resbala.

Si no hay ningún milagro,
pero milagro en serio,
esto ya se acaba acá.

Pero, ¿y la ilusión?

Esa no se la esperaban.

Esa sí que persiste.

Esa sí que se arma.

Esa sí que crece.

Atrapa.

Cautiva.

Desarma.

Derrite.

Y no es carma.

Es deleite.

Casi como una obsesión.

Pero no es tortura.

Es algo casi sin mención.

Pero se carga de ternura.

Porque
tras el bofetazo
sé que viene la razón.

No se puede perder eso,
por más que parezca ilusión.

Titanium, de David Guetta ft. Sia (2011). Más resiliente de lo que se puede imaginar.



Publicado por Fabio Descalzi

Escritor y traductor especializado en arquitectura. Hablante de español, alemán, inglés y otras lenguas. Docente, wikipedista, perito arquitecto. Desde junio de 2016 escribo en el baluarte literario y cultural https://blogdefabio.com

7 comentarios sobre “Corazón aliviado

Responder a Lincol Martín Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: