Francisco Intento (México) Poesía

Caldo de muerte

Sobre un cuerpo inerte
desagua desprecio la lluvia,
un charco
se forma en su tumba,
prepara un caldo de muerte.

La tierra
se sorbe los jugos,
servido el festín de partida.
Termina ya el ciclo de vida
saciados por fin los presentes.

¿Será la blancura del hueso
acaso el final remitente?
A donde vuelva el recuerdo
y se asiente,
cuando la carne ya esté consumida.

O más bien
su templo ausente
volverá las plegarias fecundas,
devenido
en alma penitente
atado a su última morada.

¿Será la memoria pesada
osamenta de alientos perdidos?
Entonces
dejar que se hunda,
en la gran bastedad de la mente.

Ahora
enterrada a su suerte
mudará sus pieles de desventura.
Y vuelta polvo
será simiente
para los sueños de otros seres.

4 comentarios

    1. De regreso del trabajo, me ha tocado ver varias escenas así, con distintas aves y animales como protagonistas. Imposible no reflexionar acerca de lo que sucede, y más en los días lluviosos. Saludos cordiales.

      Le gusta a 2 personas

Responder a elcieloyelinfierno Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: