Dariana Alcaraz (México) Poesía

Meditación nocturna

Serena noche la nuestra
en que la Luna concedió mandato
a las pocas, tímidas muestras
de afecto para pasar el rato.

En propuestas se nos va el tiempo,
y no hacemos nada por evitarlo;
parece ser un pasatiempo:
el sabotaje debemos perpetuarlo.

El calendario nos persigue, corriendo
por días y tardes, sin descanso
parece ser que al nocturno le tiene miedo
porque a los dos nos sumerge en su remanso.

En la mañana de un julio pasajero
la farsa se cae, y en exilio quedamos
seres irracionales, somos vejados
mientras nos encierran en oscuro maletero.

De las bocas no salen voces,
ni siquiera muestras de afecto,
y se alinean prontas las hoces
que en nuestros cuellos pintan trayecto.

Y es en agridulce momento
que finalmente me miras con ternura,
y en mis labios pintas una ranura
para en mis mejillas colocar pigmento.

Ahora la Luna nos acoge
y en su brillo se miran colores
que caen sobre la tierra por montones
como lluvia que un verano recoge.

3 comentarios

Responder a elcieloyelinfierno Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: