El Suicida

…el vacío en su alma era demasiado desgarrador para continuar intentándolo. Quitó el anillo de su dedo y lo ubicó junto a un trozo de papel que yacía intacto sobre la mesa de noche desde hacía más de una semana. Subió a la azotea, aún en pijamas, y se suspendió en el borde para contemplar…

Imposibilidades

De qué me sirve dormir si te sueño mejor estando despierto De qué me sirven los labios si solo existen para tus besos negados De qué me sirve la razón cuando deseo sumergirme en tu locura No eres mi amiga, mi amante y mucho menos mi destino Eres el Nirvana de este ateo Mi paraíso…