Emancipaciones

La emancipación de su abrazo arribó como desconocida sin ganas de entablar conversación, desmesurada al principio, reacia a lo inevitable. Inició cuestionando todas y cada una de las decisiones tomadas, y al oído me susurraba que no llegaría ese día en que yo podría voltear al lado contrario de la calle y sonreírle sin lamentarme. La…

Domingo

Nuestros encuentros -siempre casuales-, vacilaban entre el juego y la realidad, y así estaban perfectos. Me acompañaba a casa por la mañana, después de un café con lo que nos encontráramos cerca, hablándome sobre el judaísmo, la música, o acerca del nombre y orden de las calles del barrio. Pequeños instantes de dicha. Y fue…