Pendiente de un hilo

  Un día cualquiera le hablaron de la vida, aquella que estaba harta de las prisas, de las idas, de las venidas, de los semáforos en rojo, de las luces en plena Gran Vía, de los cafés a las ocho de la mañana, de los sueños rotos y de observar deshechas tantas camas por la…