Nocturna en Santa Cruz

Escotado en acantilados sienteel viajero un horizonte africanohay bocas hambrientas de versos tibiosy una gaviota muy sola, de espumanavega en la calima de febrero. Yo, que gaviota no nací, ni humano,con el emigrar del deshabitadote lloro aquí en la serranía atlante,por esconderme en palmera y volcanesde tu oro y tu fantasma, de Castillay el guancheSigue leyendo «Nocturna en Santa Cruz»

Nocturnas en San Cristóbal

Te recuerdo sembrado de hormigueros,querido amigo, tu eje vertical,tus altos, tus pendientes siempre tercasque emulaban alcázares de cristosobre los cenagales ya pretéritos. Recuerdo demasiado bien tus noches,la nocturna en tu grava y el horizonte sobrelas colas y los cuerpos de lagarto amputado.Recuerdo demasiado bien tus noches,los heraldos, la muerte conocidaexigiendo mi carne desde la bocaSigue leyendo «Nocturnas en San Cristóbal»

Mar de Alborán

Navegarte en cometas oceánicas marea atlante, mirlo cristalino, calado de circulares gárgaras en tu orilla con anciano salitre tras las pestañas y las infancias en tu horizonte de África. Sangrarme de ancestros tus palacios de anémona, de criptas ajenas, de cáscaras y barcazas, con el silencio de una muerte de gaviota y tus cadencias deSigue leyendo «Mar de Alborán»

Espectros del rombo

Hay pueblos en los que ya no habita nadie, ni queda quién cuide los muertos en los cementerios o dé sentido al campanario o a la iglesia sola. Nunca creyeron en las camelias aún en otoño, ni en las aves extintas en las ciudades y sus muros grises de hormigón desubicado. Demasiados rostros pueblan losSigue leyendo «Espectros del rombo»

Como una tormenta de nieve en marzo

Tenía en la boca un alud de flores ventiscas por pecho, constelaciones deshechas como en una migraña de hielo. Cruel costumbre la suya, desaparecía cada madrugada en el rastro efímero que en mi sábana escarchada dejaba. Tímida su fachada en las nieves cual flor reaccionaria del viajero la felina extraviada de tormentas que arranca enSigue leyendo «Como una tormenta de nieve en marzo»

Dictados

Singulares dictados ejerce mi natura veces pájaro cantor que en tierra desguarnece la trinchera y el gusano, grillo en invierno veces pétalo hundido, araña incomprendida termitas en el sauce, hormigas ordenadas sustrayendo en cráneo de la cara la carne. Singulares dictados esta natura ejerce caballo a rayas tal vez, quizás luna, solsticio néctar su anheloSigue leyendo «Dictados»