El irse

Hoy el trascurso del día ha tenido el sabor de una despedida verdosa, a esa sensación que se tiene cuando se despegan los ojos por última vez del mar. A esa mirada última, definitiva. Algo sacro que se te escapa del cuerpo y sientes los segundos eternos alejándose, deteniendo el tiempo de agosto con lasSigue leyendo «El irse»

Mis ganas

Son el niño mudoque aprendió a hablar por signos.Yo, que siempre fui ciega del corazóny analfabeta de su idioma, jamás lo entendí. Cuesta trabajo escuchar un deseocuando no sabes si el mismo porta katana.Por si corta. Silenciosa.Callada. También son las que dejo aparcadasy están donde siempre:En el carril de los sí,pero no.Yacen inmunes al dolor.ComoSigue leyendo «Mis ganas»

Escribo

No escriben los que pueden, los que quieren, o los que “saben”. Escriben aquellos que lo necesitan. El escritor necesita escribir para vivir, como necesitamos el agua, el alimento y el amor. Un escritor que no puede jugar con las palabras, se enferma, pierde el interés por todo o pierde la razón. Muere de aSigue leyendo «Escribo»

Unido ser

En sino de uno, unido uno.De sino en todo, unido ser.De hado en uno y de hado en todounidos sones de entero ser. En entidades de todo estadoe identidades de todo ser,en ensenadas, encinas y hadas,aunados hados de entero ser. ¿Anonadado?No hay hados idos. ¿Anonadado?No hay ido ser. De base unida vas anudado,vas anidado enSigue leyendo «Unido ser»

Te odio. Me odio.

Te odio. Y me odio por hacerlo.Y odio que me abrazaras porque ya no me abrazas.Y odio tus palabras y los mil pedazos de mi cuerpo;los mil pedazos que dejaste después de aquel te quierovacío, cobarde, muerto.Un te quiero que sonaba a despedida.Un te quiero que arañaba. Que rompía.Y detesto las noches de desvelos.Las nochesSigue leyendo «Te odio. Me odio.»

Grises

Grises las mareas embravecidas,inciertos los impulsos de sus aguas,a cada día más enardecidaspor el cántico gris de nuestras fraguas. También grises las nubes pasajeras,de pubertad sus gruesos goterones,madurando hacia un clima sin fronterasel vibrante rugir de sus pasiones. Y grises los vapores que la Tierraexuda entre temblores por su piel.Gris el humo macabro de laSigue leyendo «Grises»

Anhelo sin futuro

Mi corazón bursátil navega entre las sombras.¿Qué esconde el horizonte en el reflejo de la luna?La sublime inmensidad acaricia un dolor sin forma¿Qué pensó la moneda al sentenciar esta disputa? La aureola plateada resplandece con energíay el lobo conmemora esa fase prodigiosa.Dioses de la misericordia ¿Qué precio tendríacalmar su agonía y su melancolía estrepitosa? MártirSigue leyendo «Anhelo sin futuro»

Debajo de todo lo que no se ve

debajo de la máscara putrefactaarriba de las vísceras de las venas de la sangrejunto a mi cuerpo a mi rostro a mis miedostras las sombras las nubes la lluviacerca de lo que se grita se siente se llora se pierdelejos de la cicatrizencima del silenciodespués de la muertedebajo de todo lo que no se veSigue leyendo «Debajo de todo lo que no se ve»

Hacia el olvido

El río que nos lleva hacia el olvido,la memoria del árbol que sostuvoese canto del pájaro que tuvoen su vientre, marchito, lo vivido. La ceniza del árbol sometidoen el jardín desierto, que contuvola estructura del mundo y entretuvoa la muerte y su séquito podrido. La espuma de los días va ciñendo,poco a poco, los sueños,Sigue leyendo «Hacia el olvido»

Ahogados en la niebla

Avanzamos en carros alados hacia una interrupcióny nadie dice nada,nadie osa romper el delgado cristal que allá brilla.Se cierne la nochesobre mi soledad, la envuelve,la serena y le susurra ideas, la convierteen una aventura. En vano perseguimos el jolgorioque nos visita y como el marhuye después, dejándonos al sueño del sol.Los nombres se diluyen,las copasSigue leyendo «Ahogados en la niebla»

Garras

En casa donde vive gato, ¡garras!Ni bajos de cortinas,ni un sofá decente,ni funda de guitarraque permanezca intacta;ni mano sin rasguño,ni pantalón sin pelos. En casa donde vive gato, ¡cielos!Ni colcha de la camacon hilos en su sitio,ni estera, ni cojines,ni patas de la silla,ni del sillón asiento… En casa de felino, ¡no miento!Es suya laSigue leyendo «Garras»

Torero

Sádico, impío, miserable,enfermo, asqueroso, cobarde,baja del caballo, tira el estoque,encara tu víctima, veamos tu aguante. No te hagas llamar artistasi a tientas tambaleas entrela inmoralidad y la patología,la enfermedad del que no siente. Frente al animal te haces maestroy no enseñas sino a hacer sufrir,eres tú el único ser racional, aquelque sabe y sabe bienSigue leyendo «Torero»

Bailo para vos

Bailo para vos mientras me mirás,Mis pies giran, mis manosse elevan en el aire.Bailo para vos,te miro ahí sentado,mi falda vuela por el airetus ojos me recorren,mi piel se eriza,miro mis dedos recortadoscontra el cielo,vos me mirás a míy yo bailo.Siento el momento,el instante detenido,el deseo contenido,bailo,bailo,bailo,para vos. Lourdes MuñozlulinaescribeLeer sus escritos

En el tenue transcurrir

En el tenue transcurrir del tiempo,divaga mi menteentre sueños y absurdas estupideces. En el sutil transcurrires tu mirada ternuray tus manos son gesto firme,carente de mesura. En un segundo,el viento camina por mi espalday la sal del mar rezuma librepor mis agrietadas manos,ausentes de toda serenidad. En el tenue transcurrir del tiempoencuentro dónde mirarme.Fragmentos apesadumbradosySigue leyendo «En el tenue transcurrir»

Un tipo

Sostengo un churro.Con la otra mano estoy montado en el tiovivo ahí en la cuesta Moyano.No me puedo sujetar, salgo lanzado.Acabo sentado bajo un árbol.En una mano me aguanta el churrito.En la otra tengo una sensibilidad. Julio Expósito LópezLeer sus escritos

Anochecer

―…ahogado en una laguna misteriosa, perdido en un laberinto sin ideas. Usted experimentará una pérdida progresiva de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que van muriendo sus células nerviosas y se atrofian las diferentes zonas de su cerebro. Lo siento, William. Es una enfermedad que actualmente no tiene cura y conSigue leyendo «Anochecer»

Reza tú por mí

«No soporto la idea de que el universotenga que destruirse cada vez que te marches».Edgar Allan Poe Tengo que decir que siempre se me ha complicado esto de expresar lo que duele tu ausencia… ¿Cómo explicar la pérdida sin saborear antes la conquista? ¿Cómo ilustrar la despedida sin haberte dado antes una bienvenida? Esta faltaSigue leyendo «Reza tú por mí»

Baile caduco

Una lanzadera dondese desdibuja el comienzoy no se ve el destino. El reencuentro,de cuando éramos niños. Recuerdo imperecedero,anestesiándome los latidos. Vaivén de emociones,litigio eterno.Sentenciados al amorque nos tuvimos. Bailábamos cuando niños… Recuerdo perenne,anestesia vitalicia. Lorena Delgado Carreras@lorenadelgadocarrerasLeer sus escritos

Té con limón

Vengo de tantos lugaresque todas las lluviasson en mí un déjà vuy de todas las rejascreo tener llave. Hay cosas que el tiempopinta del color de los amaneceressilencios sepulcralesvueltos clamor de fiestadesiertos que terminanen aguacero, en pinar, en arroyoborracheras vergonzosasque terminan en buenos brazosen mejores despertares. Me reconvierto y séporque amanezcoque ni el optimismoes ingenuidadniSigue leyendo «Té con limón»

Mi poesía en ti

Te dedico mis palabrassin sonidoy que en tus cuerdas vocalesresueneel sentimiento de mi lírica.Que mi canto en tu vozprofese el amory que tu bocacomulgue poesíade mi espíritu apasionado.Que el ardiente ensueñode papel y tintase consuma en tu pechoy la limerencia de mis versoscalen en tus huesos.Que mi poesía desnudacomo sangrecircule en tus venasy que miSigue leyendo «Mi poesía en ti»

Sabores y saberes

Sabes a mar:a un día de sol,a una cerveza para la sed,a anécdota sin terminar. Sabes a sal:a lágrimas felices,a sudor,a deseo con afán. ¿Sabes?Ni todo el café ni el vinome borran el sabor de tu bocaque cuando se junta con la míasolo me sabe a gloria. Mafe Piñeres@mafepineresLeer sus escritos

Piel de camaleón

Si los días fuesen más largosextendería mi piel hasta desaparecer sus porostransformando una alfombra de tejido epidérmicoque resalta mis lunares como escamas brillantesy se confunden con los colores de los alrededores. La metamorfosis comienzaes como hacerse la copia exacta de una superficie diferente,tremenda habilidad para el camuflajemelanina de coloresqueratina resistenteque me hacen sentir ocultomientras pasoSigue leyendo «Piel de camaleón»

Deja de intentarlo

Vale poco esta promesa de a ratos,Dos palmadas en la espalda no significan nada,Y un espectro que te vio crecer puede quebrarte,Resentirte e incluso hacerte querer desaparecer. La casa es demasiado pequeña,Para recuerdos que colindan entre sí,Atiborrándose contra la insipidezDe mutuo acuerdo. Ojalá pudiera dejar de quererme lejos de ti,Ojalá pudieras dejar de alejarte,Y ojaláSigue leyendo «Deja de intentarlo»

Lo que saben las golondrinas

Lo que saben las golondrinascuando migran,lo que sabe el oleajecuando embravece,lo que sabe la hierba que brotajustamente en las grietas del asfalto,lo que sabe la pielal convertirse en polvoy ser consumidapor las flores de después;            eso confiésame,            en eso             transfórmame. (Revélame, Poesía, cualquier secreto tuyo) Emma Calderón@emmaland_mLeer sus escritos

Noche conyugal entre arbustos pasajeros

La vacilación sin retención;sus pestañas son la maldicióndel hombre. En la radio, solo hay trapos sucios.En este mundo, no hay partidas ni mareas.Tráfico nulo, y las palomas se arrodillan.Tengo dos vidas: gato muerto y perro austero. Y esta niña no puede bailar,esa tal canción sin comulgarde noche. Una amalgama, de pecados y recados.Mozas rodillas, aúnSigue leyendo «Noche conyugal entre arbustos pasajeros»

La siesta

—¡Ring, ring! El sonido del timbre le despertó de su siesta. Se incorporó adormecido todavía. Observó por la mirilla y la anticipación recorrió sus venas. Abrió la puerta despacio, saboreando el momento. —Buenos días. Soy Rosa, represento a la Asociación de Vecinos. Estamos vendiendo unas papeletas para ayudar a la parroquia del barrio, ¿podría comprarmeSigue leyendo «La siesta»

De regreso

En el apuro matutinocargo mi mochila con los retazos arrugadosde lo que queda desde que te fuiste. Me han crecido yuyos entre las piernasy alacranes me recorren las costillasy por debajo de mis escombros.Se me han acopiado los ojos de grillosque gimen empachados de tu ausencia. No tengo mucho por llevar,mi equipaje es ligeropero loSigue leyendo «De regreso»

Una frecuencia llamada miedo

«I’m talking fear, fear that love ain’t livin’ here no moreI’m talking fear, fear that is wickedness or weaknessFear, whatever it is, both is distinctive»Kendrick Lamar Cargó ese fusil viejo con la naturalidad de quien ha hecho de ese automatismo una parte de sí mismo. Era una de las tantas armas que estaban expuestas enSigue leyendo «Una frecuencia llamada miedo»

No temas, poeta

No temas, poetala vida es bella desde esta cajaaunque nos hayan arrebatado la música del dolory solo el dolor permanezca es bella porque bostezamosal compás de la luz que nos despiertay buscamos en los recuerdos enredadosalgún atisbo de calor y de esperanza es bella porque aún condenadosencontramos para soñar, motivosy sobre la grandeza de lasSigue leyendo «No temas, poeta»

Esperanza

Quiero echar raíces que alimenten mis pasos.Enhebrar presente, futuro y pasado.Tanto tiempo esperando,y al final, se escapó ese momento idílico.Vivir, sin rendirle cuentas al tiempo.Sentir, sin que asfixie un pinchazo en el pecho.Todo sigue siendo posible;hoy, mañana y ayer. Yamila Alvi@yamila_alviLeer sus escritos