Vete

Vete, saca del armario tu indecisión, llena la maleta con tus dudas, y llévate también tus miedos (por favor).   Vete, dame un beso en la frente y márchate antes de que despierte, mira que en mis sueños todavía me quieres.   Vete, suave, despacio. Sal de puntillas, como quien está huyendo, sé sigiloso, como quien…