Alcohol, prosa y poesía

Ella llevaba un vestido negro con un hermoso escote en la espalda, el pelo suelto y unos pendientes plateados, adornados por unos labios pintados de rosa. Se sentó en mi mesa con la única intención de alejarse de la pareja a la que forzosamente acompañaba, después de todo a nadie le gusta aguantar gorros en…

Me enamoré de un fantasma

Me he enamorado de una sombra, de un fantasma escurridizo y silencioso que va y viene por toda la casa y pocas veces se deja ver. Sólo en las noches de luna llena aparece acostado en mi cama para no dejarme dormir. Siento que me abraza con sus manos frías, que respira en mi nuca…

Simetría de un cuerpo terrestre

Lograr la perfecta simetría de forma natural es imposible, no sé por qué aún nos empeñamos en ello. Ni siquiera Gea, la más sublime arquitecta, ha logrado reproducir una figura exactamente igual de ambos lados: siempre queda un ojo más pequeño, una oreja más alta, una garrita más corta. Los artistas nos han hecho creer…

Casi me olvido

Casi se me olvida vivir. He estado poco pendiente del mundo que me rodea, centrada en mi burbuja imaginaria que no deja espacio para nadie más que yo porque creí que así era más fácil cumplir con los deberes que la vida me ha achacado desde el preciso momento en que decidí crecer. Ya no…

La obsesión no se cura con el tiempo

La verdad no estoy segura por qué aún le pienso si, después de todo, él nunca supo quererme, ni siquiera se dio la oportunidad de conocerme de verdad. Yo estaba consciente de ello y no me dolía ser un juguetito sexual porque él para mí era lo mismo, sin embargo un pedazo de mí albergaba todavía las esperanzas de que quizá en un futuro incierto nuestra química pudiera juntarse para explotar.

Alas cortadas

Ellos quieren cortarte las alas.  Quieren que olvides tus sueños y seas parte de su círculo, que te sientes en la fila de los que esperan ser alguien sin correr riesgos, que apuesten a lo seguro y se aferran a lo conocido olvidando que hay un horizonte admirable justo ante sus ojos. No contaron con…

Olor a viejo

Todos los viejos huelen a algo. Los que vienen del pueblo tienen ese característico olorcito a talco Azura, tan peculiar, cargado y poco vendido en estos días. No imagino una mujer de antaño saliendo de su hogar sin una buena mota de polvo bajo los brazos y senos, ni a un hombre respetable sin cubrir…

Primera noche con tu ausencia.

A partir de hoy, la noche no será la misma. Me harán falta tus palabras, tus suspiros, tus desastrosos modales y, entre otras cosas, tu deliciosa forma de besar. Soy libre otra vez y me pesa, me pesa el vacío de la casa, el silencio y la soledad. Se siente como la parálisis del sueño…

El Arbolito

Cuando el niño más pequeño vio en la sala decorado el árbol que en Navidades su madre había comprado exclamó lleno de gozo y casi rompiendo en llanto “Mamá mamá, soy rico! El Niño Jesús me regaló un Arbolito”.   Los amiguitos visitarán el árbol para verlo encendido y pedirán uno igual a sus padres…

Viejos conocidos

Pensaba que nunca la vería de nuevo y mucho menos mezclada en mi mundo caótico y negro. Ella era de las que claman por ver llegar el sol porque las sombras de la noche la dispersan y ya no pueden ni encontrar su sombra, de esas niñas buenas que pretenden ser malas cuando uno les…

Ella, musa mía

Mi musa son tus ojos con tus pestañas elegantes, si me miran fijamente, si me cruzan por delante, que me hacen escribir canciones y versos incontables que se derraman en el río de mis labios asonantes. Me vuelvo vulnerable si siento que me tocas que me hablas al oído o me besas en la boca,…

El ángel maldito

El diablo se escapó del infierno y se quedó en la Tierra. Tomó la forma de un hombre esbelto, atractivo, egocéntrico y rebelde; diferente a las ovejas comunes, que están ciegas y son fieles a su pastor. Apareció en mi vida de repente, como todo espíritu maligno, envuelto en piel de ángel para impresionarme y…

Un corazón fuera del agua

La brisa empujaba su pelo hacia adelante, rozándole suavemente la nuca como si la intentara acariciar. Sus ojos lagrimeaban sin razón aparente y el silencio era el rey de la oscuridad, peeo no era ese silencio incómodo y desesperante, era un silencio místico que formaba su orquesta con el leve susurro de las olas del…

Cuestiones cósmicas

¿Te has preguntado cómo sería el mundo si el sol fuera azulado, si la luna se convirtiera en un carrusel estrellado, y que nuestra mente volara por el cosmos y se mareara en las galaxias para ver los horizontes más cercanos a la nada? ¿Te has preguntado acaso de qué color son las estrellas, y…

Impresiones de una noche oscura

Eran las once de la noche y mi calle parecía la boca de un lobo. La luna y las estrellas se habían ocultado tras las nubes esponjadas que traía la tormenta de turno, las farolas de la calle estaban apagadas y todo alrededor era silencio y oscuridad. Mientras mis ojos se acostumbraban al negro horizonte,…

Una carta para usted

Primero que nada hay que aclarar lo siguiente: Usted no es el único importante en mi historia sentimental. Y no me refiero al hecho de que, antes de usted, se encuentran mi padre, madre, hermanos, familiares, el perro, mi jabón de lavanda y la toalla de cocina; sino a que hubo alguien en mi vida…

Te he quedado grande

Quizá te ha quedado grande mi corazón, tal vez se nos ha hecho tarde para el amor. Perdimos la pasión que corría por las venas, dejamos que se estancara y de a poco se saliera por el agujero inmenso que se tragó los besos que unas vez despertaron nuestros dulces sueños. Te encerraste en tu…

Soñé que volaba

Ayer soñé que volaba. Que el viento me llevaba entre sus brazos por el horizonte infinito más allá de las nubes. Mantenía mis manos a los lados para sentir en mis palmas el calor del sol, me movía como los pájaros y daba vueltas sin parar. A mi lado de repente apareció un chico de…

Ella no es amor a primera vista

Ella es de esas que a simple vista no llaman la atención. Es la típica morena de labios jugosos que usa jeans y camisetas por comodidad, que no tiene una cadencia singular al caminar, ni usa faldas o vestidos, dice la palabra “mierda” más veces de las necesarias y ni siquiera usa bisutería como las mujeres de…

Podría escribir un libro

Podría escribir un libro sobre ti. Contar todas tus manías, tus ocurrencias tan descabelladas, describir tus sueños, lo que te gusta y lo que no, desenrollar tu asombrosa personalidad entre cientos de páginas para que puedan verte como yo te veo, sin embargo, no quiero. Puede que suene egoísta, pero quiero ser la única que…