El Regreso de la Niña del Parque

Cuando ya mi pensamiento y mi corazón se han librado de las nieblas del dolor, cuando decidí hacer un camino junto a ti, y no desviarme por terrenos tortuosos. Cuando no concibo mi existencia sin tu apoyo sincero, se rompe de nuevo el vínculo que necesito recuperar. Apartarte de mi… yo tomé esa vía en…

Fuimos.

Fuimos lo que fuimos. En aquel preciso momento. En aquel viaje entre obras de arte. En aquel restaurante comiendo delicatessen. En aquella puesta de sol. En aquella playa comiéndonos a besos. En aquel concierto cargado de cerveza. En aquella exposición. En aquel día de lluvia corriendo entre coches. En aquellas duchas eternas. En aquellos abrazos…

Mamá decía

Mamá decía: primero tú, segundo tú. Tercero tú. He vivido diciéndomelo ante tus ojos: primero tú, segundo tú. Tercero tú.     No había cuartos, me bastaba con cualquier hotel y se me olvidó contar. El quinto era tu piso, el sexto grito que echamos sobre el colchón, al séptimo tú te olvidaste de mis…

Empieza el juego

Las pasiones ocultas, los anhelos furtivos, la clase de sucios pensamientos que le hacían sentir viva; ella era la clase de chica que conseguía atraparte con su intensidad. Sí era intensa, por ende hipnótica porque perderse en las tinieblas, siempre era más divertido que caminar bajo la previsible luz del sol.Tenía un halo macabramente angelical…

Cuestión de fe

Rezarle a tu cuerpo desnudo… porque eres mi templo. Transformar tu ausencia en caricias… porque sé que existes y eres es mi credo. Recordar tus ruidos ebrios de amor… porque olvidarlos me convertiría en ateo. Escribirte poemas como si de la Biblia se tratara… porque los diablos también escriben Evangelios. Pintarte una sonrisa en ese…

Expectativas

El golpeteo de mi tacón contra el suelo comienza a molestar a mis vecinos en esta sala de espera, soy tan consciente de ello como incapaz de detenerme: es la única manera en que podré aguantar otra hora más de espera. Nos han dicho que el vuelo se retrasa, un imprevisto más en este mes…

Silva III (A las ruinas de una vida que olvidó vivir.)

Desierto de ceniza en silueta donde rompe el sol a la roca fría, transición mira escueta a su tiempo en secuencia perenne y voz tardía, olvido hace paciencia lo que el viento engaña al firme sentido, polvo de esfinge astuta, figura que absoluta vive en reloj dormido. Son páramos de sombra al descubierto, mármol fiero…

Hay

Hay silencios que rompen el hielo, abrazos que lo derriten y que lo curan, hay besos que desatan alas. Hay montones de versos escritos sin postdata y sellos impregnados de valor. Hay paseos por lugares sin más que se convierten en increíbles, por miradas que traspasan el alma y pisadas que marcan el futuro. Hay…

Buscando Línea: Cuando aparece el sinsentido

Después de perder el trabajo, que te deje la novia y tu familia esté lo suficientemente cerca como para no ver tu estado, cuando se ha perdido toda confianza en sí mismo, es increíble cómo te puedes hacer amigo de una chica por teléfono, a la que no conoces, que te puede decir cosas que…

Donde la tristeza es feliz.

Quién sabe si lo del amor nunca tuvo que ver con el dolor, quién sabe si lo de la felicidad jamás tuvo que ver la satisfacción en la tristeza. Quién sabe si ella no tenía que confrontarse con la muerte… Yo camino donde el diablo no se atreve a ir. Yo camino tranquilamente en el cielo. Yo…

Sofias

En el colectivo son 11:30 y ya quiero irme a mi casa. Afuera deben ser las 5 de la tarde pero estoy cansada y el tiempo en uno a veces es jodido y pesa el doble. En el asiento de al lado, Sofia le cuenta por celular una primicia a su amiga: Pablo también es…

Crónica enviada desde Marte

El cigarrillo se va consumiendo a cada bocanada de soledad asistida, y solo te recuerdo como una sombra en forma de bailarina, tratando de convertirte en el cisne blanco de un cuento sin final feliz, de un cuento sin final. Y al traerte a mi memoria, voy recitando letras de un autor desconocido, un poeta…

Hazlo

Enamórate de alguien que escriba. Llámalo poeta o prosista; deja que te incite con versos o párrafos. Enamórate de esas extrañas personas; seres infelices que apaciguan su soledad con textos que son incomprensibles para los que no saben sentir. Hablo de seres llenos de vocación y talento que se estremecen cada vez que cogen un…

Mi ausente príncipe

Tú, mi ausente príncipe, me dueles en el alma, mientras el calvario de tus besos me va despabilando por las madrugadas. Tú,  mi ausente príncipe, me dueles en la piel, cuando tus infames caricias vuelven desmedidas en nuestras noches clandestinas. Tú,  mi ausente príncipe, me dueles en el corazón, cuando callas miserablemente el juramento quimérico de…

Eres tiempo

Prefiero explicarte la palabra destino cuando descubras que tus sílabas necesitan nervios de este ahora, porque busco los mejores versos para delatarte hacerte culpable de cualquier poeta que te sientas mal cuando se escribe por ti por condensar en metáfora a toda la literatura y dejar al escritor siempre con ganas de más, porque quiero…

Campo de Batalla

La gaita suena en la lejanía… Rostros pintados para celebrar la guerra. Estandartes que terminaron cubiertos de sangre. Agonía de hombres mutilados, gritos de los niños que perdieron la guerra desamparados, olor a tierra y carne abierta. Buitres sobrevolando la pradera mortecina. Con el pelo enmarañado, cubierto de la mugre de la batalla, al borde…

Ahuyentando monstruos.

Llueve sobre mi cara, alzo la vista al cielo, no es agua, sino tus saladas lágrimas. Y yo, las seco con mi pelo, redimiéndote de tus errores, perdonándote sin palabras, absorbiendo con mis besos, millones de gotas cristalinas, que brotan de tus ojos, como manantiales salvajes. Soplándolas. Ahuyentándolas. Para que se vayan lejos, de tu…

Vidrios en el corazón

Lágrimas atravesadas como vidrios en el corazón, yacen en los recuerdos de una fría tentación. Frías manos que abrazaron el pasado de una tormentosa vida sin emoción. Llévate a cuestas este frío recuerdo, y este muerto llanto que destroza mi alma como estaca en mi pecho. Desdibuja mis tristezas, que el frío se haga calor,…

Llámalo como quieras

Te imagino desnuda conmigo, y eso me hace perder la ropa para quedarme a solas con el anhelo. Me mimo la piel como si fuera tu boca la que me enseña el firmamento, porque colgado de tus labios llegué a ver el cielo. Cierro los ojos en tu honor. Así destrozo la distancia con un…

El adolescente que no podía traducir lo que sentía

Abriendo la puerta con cuidado entró Amir; volvía tarde de la práctica de fútbol. Sus hermanos menores ya dormían. Bueno, no todos; la cama de Malik estaba vacía. ¡Ese sabandija! ¡Otra vez saliendo de noche! Después de tantos rezongos no aprende a comportarse. Siente y hace lo que le parece. Y no está bueno. No para esta familia.