¿Cómo sería tu mundo perfecto?

Mi mundo perfecto no es un planeta, es un meteorito que colisiona contra el mío. Tiene DNI, mide 1,60 y lleva tacones. Y no, no me hace falta imaginarlo, estoy en él cada vez que decide ponerse en órbita. Es ella. Por: Leer entre curvas (España) instagram.com/leerentrecurvas Únete a nuestras redes:          …

Amarte

Amarte es todo un arte amarte en marte, desarmarte, y luego rearmarte. Amarte, lamerte, matarte de tanto meterte y sacarte, lavarte la mente, flagelarte hasta la muerte y luego salvarte. Amarte de parte a parte, es todo un arte, besarte, violarte sin guantes de látex, retarte. Amarte. Todo un arte.   Amarte un martes, prepararte…

Sin inspiración

No estoy inspirada hoy, nunca se me ha dado bien escribir ayuda gritando o describir en ayunas que tu cuerpo es un atlas al que he llegado perdonando mi pasado. No estoy inspirada hoy, estoy hilando poesía para los silencios que dejaste en una conversación que se descosía porque siento que mis versos pierden peso…

Chipinín

Agotada tras una dura jornada laboral, sus reservas de energía se recargaban con las expectativas de verlo a él. Le encantaba ver su sonrisa sincera, sus hoyuelos en su redonda carita, sus abrazos que la cubrían como si el mismo mundo la rodeara por completo. Un amor de ese calibre podía transformar todo obstáculo y…

Maletas

Cargo siempre conmigo una maleta, repleta de besos y versos, de caricias y juegos, de palabras y susurros, de abrazos y cosquillas, de libros y letras. Y que al abrirla, salga todo disparado, como una explosión salvaje, quedando esparcida, por los rincones, toda mi esencia, allá, donde, vaya.   Por: Deva (España) comoun8tumbado.wordpress.com Únete a nuestras…

Lo siento

Lo siento, y ojalá no me lo perdones, porque me encanta sentirlo.   Lo siento, y ojalá no me lo perdones, porque me encanta sentirlo. Lo siento, aquí, escucha cómo late, ¿oyes tu nombre? Así, bajito, al oído, contra la piel y el corazón, yo cada noche cuando te abrazo el recuerdo entre sábanas y…

Alcohol, prosa y poesía

Ella llevaba un vestido negro con un hermoso escote en la espalda, el pelo suelto y unos pendientes plateados, adornados por unos labios pintados de rosa. Se sentó en mi mesa con la única intención de alejarse de la pareja a la que forzosamente acompañaba, después de todo a nadie le gusta aguantar gorros en…

¡No me tengas piedad!

Ven… refúgiate entre mis piernas de todas las tempestades, arrópate con mi silueta que ya está empapada, dame tu morbo en la mirada y cierra la puerta. Ven… juguemos al va y ven con una brillante sincronía, como si la más grande de las orquestas tocara sólo para nosotros y el director perdiera su batuta, por…

Bastarda

Cuando llega la noche le pongo tu nombre a todas las estrellas, sin embargo, ninguna brilla como tú, ninguna sabe sacarme del agujero negro en el que me meto cuando se pone el sol, ninguna me orienta cegándome con su destello en la oscuridad. Así que la próxima vez que me dejes acostarme contigo tendré que…

Apuesta por tu elección

La brisa fresca de la mañana ondula tu cuerpo a su paso, provocando que tu piel se erice al contacto. Al mismo tiempo, ondula la cortina juguetona, meciendo entre sus pliegues brillantes motas de polvo. Dos efectos diferentes provocados por el mismo estímulo. Desde mi posición en el marco de la puerta te percibo como…

Sátira a las necesidades del poeta

Te necesito, intensa ráfaga de viento que azotas húmedas palmeras en la costa, acompañado de la luz que encandila toda sombra que baña la mañana te necesito en silencio. Te necesito para vivir pues sin ti muero y tu breve ausencia solo me causa dolor que, creciente, va tomando mi cuerpo y lentamente lo conduce…

A ciegas

A ciegas vagaba esta alma, a oscuras, perdiendo la calma; suspiros de noches en vela, castigos de esta primavera; no llega hasta mi ventana, tristeza de no ver mañanas; y esta vida loca llegó, y su poca cordura perdió; y se escapó todo, se fue, y no dijo nada después; de todo lo que supo…

Rugiendo Bajo La Piel

Si me dices que se acaba vacío mis bolsillos de adjetivos, me los juego a las cartas, a ésas que aún te escribo. Bienvenida a mi telaraña de renglones muy torcidos y oraciones embrujadas.   Si dices que no me añoras yo le doy la vuelta al viento, anudo sus cien colas, lo domino y lo…

Años luz

Hay un lugar al final del ocaso donde desearía caer abatida, morir entre los huecos de tu cuello partido, el muro de los lamentos que llevo encima cuando el sol todavía canta. Que se incendien afuera de la manta donde vengo a dormir cien años luz, las calles y el instituto. Viajé desde muy lejos…

Me sabes a agua

Media luna y veinte amaneceres se esconden en la fragilidad de los sueños, la simplicidad de la magia perece en el despertar de los versos, versos acendrados que callan en la fineza de tus labios. En un escenario de montañas vírgenes, el rocío de tu pudor reviste tu piel; olor a selva, tacto a cielo…

Te reto

Te reto a que me ames y te ames. Te reto a que luches por lo justo. Te reto a que vueles alto, por encima de las nubes de la envidia y el egoísmo. Te reto a que me retes a un juego sin reglas, donde todos ganen cuando el ganador llegue a la meta…

Ser amantes

Ser amantes siempre será más difícil que ser amor. Beberse tu nombre en cada copa quitando el hielo con mi lengua llena de comas para reconocer que el punto y seguido está en querer que mis poemas respiren sobre tu pecho. Aguardando mis ojos en la oscuridad del trago entre el anonimato del no pasa…

Eterno Retorno

Se ahogó en minutos la imagen que tenía de ti, se quedó muda, sin gesto ni expresión, de piedra pura, de humo ilusionista, espejismo de amor. En un enorme pedestal te tenía y entre vanas palabras sólo escombros quedó. Actos sin consumarse, llevaron tu voz al viento sin mostrarse. Verdad que si escondida está, no…

Tu latido.

Podría diferenciar tu latido entre millones de sonidos. Único. Acompasado. Pausado. Al son de tu respiración tranquila. Podría reptar hasta tu pecho, igual que lo hace un recién nacido, hacia el corazón de su madre nada más nacer, yendo, hacia el “bum bum” acompasado, de tu corazón insaciable. Y quedarme ahí, en silencio. Sobre ti….

Contigo hubiera bailado el fuego

He salido descalza a la calle, la realidad me ha cortado los pies y un escalofrío se ha adueñado de tu ausencia.   He mirado mis manos, vacías de las tuyas y he esnifado el aire recordando el olor a piel desnuda, a saliva derramada, a risas contra los dientes.   Tu voz susurraba te…