Colgar la pluma

Ando algo taciturno de un tiempo a esta parte, cavilando pleonasmos vacuos que se repiten en mí, como se repiten a diario el alba y el ocaso. Línea tras línea intento descifrar qué tipo de dejadez me aborda, qué me aleja del pensamiento absoluto que suelo practicar en la desnudez del folio. Se ciernen sombrasSigue leyendo «Colgar la pluma»

Fe

El tic tac de su reloj de muñeca apremiaba, recordándole que ya poco tiempo restaba para finalizar su misión. Le habían dicho que podría significar un mundo nuevo, que no importaba cuán grande fuera el óbice, debía sobreponerse por el bien común. Él había asentido firmemente, temblando de temor frente a la inconmensurable empresa queSigue leyendo «Fe»

Necrosis

Ves miles de pequeñas llamas danzar, ahí circulan arriba y abajo, a una velocidad vertiginosa. Pero no tienen un objetivo, sólo desfilan, pasean la liviandad de su existencia por una atmósfera que creen poseer. Vayas donde vayas allí están, moviéndose afanosas subyugadas por el apremiante tiempo, dictando su paso. Siempre me he preguntado si esasSigue leyendo «Necrosis»

Viejo año

Exhalando su último aliento se despide, decrépito e inerte tras tantas batallas, el último año que vivimos. Muestra antes de perecer sus inmarcesibles cicatrices con gesto triunfante, orgulloso de morir habiendo cosechado tantas y tan bellas. Sabe que le quedan pocas horas para el final y es entonces, sólo entonces, cuando recuerda toda su efímeraSigue leyendo «Viejo año»

Soneto a la cama

No hay amor más cálido al pecho Que el que le profesamos Cada mañana al dulce lecho En el que descansamos. Amor fiel más allá de la muerte Que implica el sueño errante, Despertar es toda una suerte Si aún quedan horas por delante. Tórridas sábanas lisonjean Cada poro de nuestra piel en llamas PeseSigue leyendo «Soneto a la cama»

Reflexión lingüística

Son muchos los escritos que nos llegan a diario, desde diferentes puntos del globo y no siempre observamos en ellos una uniformidad lingüística, una estandarización -si así quieren llamarlo- del lenguaje. Llegados a este punto, queda claro que esta estandarización es del todo subjetiva para el escritor. ¿Hasta qué punto podemos negar a un escritorSigue leyendo «Reflexión lingüística»

El sueño

Cuando quiso darse cuenta ya era más de medianoche, había oscurecido y la noche avanzaba con todo su peso, trayendo con ella un manto de estrellas y el siempre reconfortante e inquietante silencio. Debió de haber pasado horas leyendo, intentando endulzar la eterna espera, pero el cansancio cedió y sus ojos cayeron como dos pesadasSigue leyendo «El sueño»

Antieducación

Vivo encerrado en un sistema educativo cuyo principal objetivo es entorpecer el aprendizaje natural de sus alumnos, corrompiendo el desarrollo de todas y cada una de las mentes que lo habitan. Formo parte de este sistema antieducativo. Un sistema que no diferencia a las personas más que por su edad, al que no le importaSigue leyendo «Antieducación»

La bipolaridad del cuerdo

Quiero clamar que soy feliz. No una de esas felicidades coraza, que creamos para engañarnos y seguir adelante, más bien una felicidad con fundamento, con tantos motivos que gastaría páginas en enumerarlos. Pero a veces -y aun desconozco porqué- mi cuerpo necesita estar triste. Es algo irracional, algo que simplemente fluye como si fuera elSigue leyendo «La bipolaridad del cuerdo»

Decisiones

Se encontró frente al espejo un día más. Otro día en el que tomaría decisiones banales y su vida sería una copia del día anterior. Había asimilado que su vida estaba predestinada a ser así, otra fútil existencia destinada a la nada, pero este lastre comenzaba a pesarle de una forma insufrible y algo enSigue leyendo «Decisiones»

Carnaval

Voy disfrazado de un ser fuerte Inexorable, sin miedo a la muerte Con una máscara que sonríe a la suerte Un artificio que pervierte   Antifaces que ocultan la desidia De los que bregan por ser quien no son Ocultando así su perfidia A los ojos de Plutón.   Díganme entonces en este caso, ¿SabremosSigue leyendo «Carnaval»

Allá donde estés

Dicen que la correspondencia con el cielo es tediosa, suele traspapelarse entre las nubes y nunca más se sabe de ellas. Espero que todo lo que te he escrito hasta la fecha te haya ido llegando. Creo imaginarte sonriendo con cada carta. Hace ya tantos años que no estás que tal vez debería acordarme menosSigue leyendo «Allá donde estés»

España, país de borregos

¿Acaso nadie se ha dado cuenta?  Salta a la vista que este país está en avanzada descomposición y hiede de tal forma que se hace complicado el seguir respirando en él. Tal vez aún tengan esperanza en ver un cambio, pero desencántense, este país está podrido. Prefería no verlo, preferí pensar que no iba conmigo,Sigue leyendo «España, país de borregos»

El escritor (II)

Así iba trazando su dolor Errando por las calles, Recreando cada detalle y Lamentando cada error.     No importa que falles -Le dijo a su reloj- Pese al pesar no calles Aquello que arde en tu interior.     Mas como aclarar tal hastío: -Estos inefables sentimientos Habiendo nunca sido míos Ahora tangibles enSigue leyendo «El escritor (II)»

El escritor (I)

De sus ojos brotaba Meliflua savia Y con ella nublaba Mi entendimiento y mi labia. ¿Cómo expresar Tal advenimiento? Qué palabras edificar Para pintarle frases al viento. Del pecho pedía Salir el alma, Con calma exigía Entender aquello que la descarna Heme aquí, Observando tras el terco velo, Atisbando como expresar Aquello que no vemos.Sigue leyendo «El escritor (I)»

Puedes

Sé que a veces la vida duele tanto que cada paso parece resquebrajar cada ínfimo recoveco de tu ser, haciéndote envejecer mil y un años en cada lágrima pero créeme, te ves tan genial como siempre. A veces la vida duele tanto que necesitamos dejar de ser, encerrarnos en nuestra caja de Pandora para saborearSigue leyendo «Puedes»

Credo

A la orilla de un cielo que se marchita Allá donde las promesas florecen con el frío Un sentimiento etéreo habita Y hace del invierno estío, Celebré el credo que profeso: Dolerme de la añoranza que confieso No callarme ningún beso, Si acaso colorear el silencio con un verso.   Yo ebrio de ti ySigue leyendo «Credo»

Para ser escritor

Desde que comencé a escribir una pregunta me ha rondado la cabeza asiduamente, forzando mi materia gris y llenando folios enteros. Es imposible no preguntarse qué se necesita para ser escritor. Estoy seguro de que es una pregunta recurrente en aquellos escritores y lectores voraces que encuentran en las palabras el cobijo que siempre buscaronSigue leyendo «Para ser escritor»

Carta 11

“Sabe Dios que en el portal de mi atención no hay timbre”, escuché una vez de un genio de nombre Jose. Jamás me había sentido más identificado con una frase. Hasta que llegaste y picaste, vaya si picaste. Picaste hasta dejarme sordo, hasta que te miré y me sonreíste y ahí, justo ahí, comenzó todo.Sigue leyendo «Carta 11»

Pasado

Aún ahora tengo momentos en los que no puedo evitar mirar atrás, bien atrás, cuando aún era un crío en pleno aprendizaje. Todo lo que necesitaba era salir a la calle y sobrevivir un día más, no me importaba el amor, ni el dinero, ni el futuro, sólo quería ser alguien en ese mismo instanteSigue leyendo «Pasado»

Por qué no escribo poesía

Nada tenía sentido Y la abundante nada corroía El límite de mi cordura. Todo se llenaba de vacío Mientras aquella nada se convertía En locura. Todo se llenaba de un material inerte, Perenne, perjudicial, Pero de éste nació una luz; Una luz que cogió mi mano: Antes dominada por el miedo, Ahora por una sonrisaSigue leyendo «Por qué no escribo poesía»

Volviste

Nos sentíamos unos críos. Qué era eso de echar tanto de menos a alguien a nuestra edad, qué hacíamos a tantos kilómetros, cuando nuestro lugar siempre era cerca del otro. Pero no podía evitarlo, te llevaste tantas cosas contigo, aunque ambos supiéramos que en poco tiempo volviéramos a estar juntos, fue como dejar marchar unaSigue leyendo «Volviste»

Disease

Ha llegado el momento que más temía. Ya no sé qué más escribir sobre ti, ya no sé cómo escribirle al mundo esto que me haces sentir, soy incapaz de que las palabras expresen lo que estoy viviendo, tal vez porque esto no se puede describir con palabras. Quizá todas las letras que pueda juntarSigue leyendo «Disease»

Blue Monday

Como no; el día es gris y trae el viento cierto olor como a olvido, o tal vez fuera melancolía.   El día es gris, gris es mi pena -pese a tornarse de colores al rozarte- y gris es el camino que me aleja de mí.   Azul es este lunes que me desgarra ySigue leyendo «Blue Monday»

Tus brazos

Vuelvo a estar en esta cama enorme, vacía, aislada, porque me faltas. Y te cansarás de faltarme como te cansas de tenerme y yo seguiré buscándote hasta que vuelvas para salvarme. Me callo más cosas de las que digo, por el tiempo, por el espacio, por el castigo de recordarte. Cada día echo de menosSigue leyendo «Tus brazos»

Literatura

Se desprecia tanto un arte de tan alto mérito. ¿Qué valor tiene un libro hoy en día? No, no me refiero al dinero. A diario lidio con esas caras de sorpresa y de lástima cuando les digo que quiero dedicar mi vida a las letras, que amo la literatura. Pobre -dicen- eso no es unSigue leyendo «Literatura»

Querida inspiración

¿Quién no ha soñado con mudarse, con cambiar de aires, con dejarlo todo atrás alguna vez? En el fondo lo entiendo.  Debe de ser un suplicio tener que estar ahí cada vez que me siento frente al escritorio, cada vez que se me encoge el corazón, cada vez que lucho por saber qué me pasa,Sigue leyendo «Querida inspiración»

Nota de buenos días

«He salido a comprar para hacerte el desayuno, vuelvo en un rato. Te dejo algo que escribí mientras dormías. Buenos días princesa:  Sé que estás harta de leerme, que ha dejado de ser especial que te deje notas bajo la almohada, que has aceptado que mis textos forman parte de mí, pero ahora también formanSigue leyendo «Nota de buenos días»