Naufragio

En el espejo un reflejo ajeno me juzga,sus arrugas acorralan el atisbo de una sonrisay los ojos pugnan contra pesados párpados,en una injusta lucha por desvelarsepierden, siempre lo hacen. Pero aún recuerdo esos días,la lluvia inundaba mi sendero,el agua tibia me abría pasoentre las afiladas rocas ¡era el capitán!el capitán de un enorme navíoque llamabanSigue leyendo «Naufragio»

Sueño ecuestre

He visto un caballo libre de cascos altos, hambrientos; su melena rozaba grandes épocas como seduciendo su regreso. Las huellas de su herraduraarden negras en el pecho; su galope ensañado arreaun débil latido cercano. ¿Quién borró la embocadura provocando este desvelo? ¿Quién escarbó en el establo verdes intentos de ilusión? Mi piel cede al rejoneo,al trote del sopor tan amado,ySigue leyendo «Sueño ecuestre»

A ellas: número 138

Lo único que ella y yo compartíamos era la resignación del encierro. Nuestros barcos habían encallado hace más de tres meses en la misa ola, iban y venían estallando con la misma rompiente. Pero ninguno de los dos se animaba a echar anclas. Ella se sumergía en su pasado como si fuese su presente, ySigue leyendo «A ellas: número 138»