Un “lugar común” entre mar y tierra

El olor a humedad después de una noche de rocío mezclado con el olor a café es perfecto para recibir la alborada. El mar no está picado y el cebo listo para el anzuelo. Cuando llega la subienda salen los pescadores al río y al mar, esperanzados en que el día tendrá buena recompensa por…

El allá

El allá es muy diferente del acá. El allá es azul, azul en todos sus matices, en todas sus definiciones. Su paisaje es un arco iris de colores salpicado siempre de un matiz azul. El allá luce infinito como el cielo. Como un cielo inundado en el que flotan criaturas con cuerpos ligeros y ágiles….

Desde el interior

Único favor al lector: imagina la presente historia donde más te plazca. En el pasado, hace miles de años, o en los dorados veintes, en la actualidad, o tal vez en el futuro, entre cyborgs y naves espaciales. Y es que eso no importa, pues esta historia es cíclica: se ha venido repitiendo desde que…

Aproximaciones terrarias al tiempo detenido (III)

Existen muchas maneras de viajar. Uno puede viajar con la imaginación, con una imagen, con muchas cosas. El abuelo de Antón le había enseñado una vez a viajar mirando un reloj de piedra. Cada vez que lo miraba se sentía igual que cuando pisaba el arenero. Se sentía preso de las paredes de cristal y…

Sé que dueles (Parte II)

Sé que dueles (Parte I) Y ahí estaba yo, enfrente de la habitación que tanta felicidad me había dado. Viendo cómo nuestros recuerdos se desvanecían uno por uno. Abrí la puerta y le vi. Vi cómo se sobresaltaba, estaba segura de que no me esperaba allí. Pude ver que estaba bien acompañado. Ella estaba desnuda…

Preferiría no hacerlo (gracias H.M.)

Estaba desgastado por el día, pero decidido a no rendirme aún, a tan solo unos pasos del café de siempre visualicé mi lugar ocupado, miré al reloj de mano y sí era mi día, era la hora indicada, pero esa persona ocupaba mi lugar. Tras pasar la puerta de ingreso el barista tender me sonrió…

Coleccionista de estrellas

[Imagen de http://www.tumblr.com/search/hoa linh lan] Ella coleccionaba estrellas. Le encantaba hacerlo. Sabía que se trataba de una afición peculiar, y más aún lo que hacía con ellas; pero no le importaba porque aquello le hacía feliz. Y cuando le preguntaban a qué venía ese particular entretenimiento no tenía ni idea de qué contestar, solo que…

Día de Pesca

Menos mal que hoy no pasa nada fuera de lo normal…

Maniquí

Pintaba sus labios de oscuro intentando disfrazar su alma de luchadora. Nunca sus ojos miraron la vida sin khol manchándola de negro. No se atrevía a que nadie traspasara su mirada desnuda. Su pelo siempre perfecto. La ropa bien elegida. Perfumada. Siempre a punto. De puertas para adentro solo era un maniquí más, amontonado y…

¿Futuro imposible?

¡Eric Arthur Blair! —gritó furibunda la maestra de Geografía del cuarto grado—. No me importa que usted sea un alumno recomendado: si vuelve a distraerse en mi clase, lo expulso para siempre, ¿me escuchó bien, jovencito? El joven se despertó de un brinco y solo atinó a contestar con un leve: —S… sí, maestra. Una…

Amor de verano

Unidos por la brisa de una noche de verano furtivos a escondidas agarrados de la mano. Dos vidas que palpitan latido enamorado tú, apenas una niña yo, sin vello en el sobaco. Dos espíritus que brillan en el cenit del ocaso las estrellas iluminan las huellas de nuestros pasos. El olor a sal marina enloquece…

Sobre mis pasos

  La ciudad se duerme noche a noche mientras la oscuridad cae pesada sobre mis hombros. Camino simplemente. No voy a ningún sitio, sólo camino. Recorro cada calle, cada callejón, en silencio. Si por alguna razón alguien se me cruza, puede que le juegue alguna broma. Realmente no tengo nada que hacer. A veces pienso…

El lugar no importa

Agarras las maletas y la tomas de la mano. La miras a los ojos y descubres que con ella cualquier destino tiene magia. He pensado en salir huyendo. Salir corriendo como cuando Usain Bolt rompe todos los cronómetros y el tiempo y la distancia parecen un chiste. He comprado hasta su afiche y lo he…

La noche del vampiro

Para Elias Buitrago Bolívar   Subí noche arriba -a la cumbre sin caminos- deteniendo solamente la marcha para que la respiración se acomodara a la prisa, y mis piernas fatigadas se pudieran estirar entre los abrojos y los frailejones del sendero, iba acompañado por fantasmas presurosos que vestían recatada niebla, las piedras afiladas rasgaban mis…

Telespectador

De verdad, voy muy retrasado con esos carteles…

Por encima de las nubes, tú.

Sigo teniendo claro que por encima de las nubes siempre estas tú, que después de las tormentas quiero tus besos haciendo calma. Tengo claro que los universos son un efecto óptico de tu piel sobre mi cuerpo, que si descubren vida mas allá es porque nos hacemos dentro. Hay infinitos que son más aquí (contigo)…

Fragmento de una Historia de Amor II

La verdadera y completa historia de esos días que no supe de ti. Si, ya hablamos de esto, ya paso el tiempo, ya pasamos la página a este cuento, pero, obviamente no te lo conté todo… ¿Por qué?…pues, porque es muy revelador en cuanto a mis sentimientos y porque escribiéndote así, es como te hablo…

“Conspiración extraterrestre”

(o Notas para hacer una serie de TV de 3 o 4 temporadas) “Así es que le di un codazo al tipo/  sentado a mi lado y le dije/ «¿Hey, amigo, ¿me pasas el ketchup?»/ De pronto, surgió esa pequeña mano verde/ sosteniendo el ketchup/ y me asusté porque el tipo sentado a mi lado/…

Aproximaciones terrarias al tiempo detenido (II)

Apenas se podía mover. El cielo estaba rojo, la arena húmeda y el aire olía a tiempo. Antón no sabía dónde estaba. Hace un momento, estaba columpiándose y ahora se encontraba en un mundo extraño. No había rastro de personas ni siquiera de vida. ¿Qué es lo que había pasado? ¿Por qué se encontraba allí?…

A puerto Seguro

Caminaba y sentía que cargaba no solo con mi peso sino con el de toda la presión atmosférica. No había nada en el momento que me aliviara, contaba los pasos para concentrar mi mente en otra cosa pero el tedio se hacía un eterno instante. Estaba claro que el del problema era solo yo, a…