Adalberto

El termo está en el piso, a los pies de la puerta. Tiene pegado un pedazo de papel escrito con letra grande e insegura que dice: “Chicos, muchas gracias por el termo. Fue de gran valor como siempre. Los bendigo,                              …

Había una vez un circo

Había una vez un circo… Pero no ese circo que a todos alegraba el corazón, no el de los payasos de la tele de nuestra más tierna infancia que nos preguntaban ¿cómo están ustedes?  y al unísono y voz pueril contestábamos que bien. A los payasos de este circo no les interesa cómo estamos y…

Rojo Infinito

ADVERTENCIA: No protege del ahogamiento. Usar sólo bajo supervisión constante. Instrucciones para el uso de un flotador. Qué raro y qué feo. Eso pensó Sonia de su primer barquito de papel nada más terminarlo. Los pliegues no fueron precisos. Le faltó esmero y concentración. Pero era su primera vez. El siguiente le saldría mejor. Y…

Un niño detrás del lente

La cámara del lente reveló lo que esconde tu alma. En tu pupila se esconde el niño que dejaste atrás; lo vi sentado, con los brazos cruzados y con sus ojos desesperados. Lo vi difuminado; tan inocente, tan real, y a la vez, tan profanado por los vestigios de quien eres hoy. Te vi y…

Chipinín

Agotada tras una dura jornada laboral, sus reservas de energía se recargaban con las expectativas de verlo a él. Le encantaba ver su sonrisa sincera, sus hoyuelos en su redonda carita, sus abrazos que la cubrían como si el mismo mundo la rodeara por completo. Un amor de ese calibre podía transformar todo obstáculo y…

Soñando, te cumpliste

Me desperté como si de un sueño se tratara, esa sensación que sentía dentro de mí, hacía años que no la experimentaba. Cualquiera hubiera afirmado que horas antes dormía sobre mi cama o que era solo un sueño, pero yo, yo te diría que era tan real como las letras escritas en este texto. ¿Por…

Alcohol, prosa y poesía

Ella llevaba un vestido negro con un hermoso escote en la espalda, el pelo suelto y unos pendientes plateados, adornados por unos labios pintados de rosa. Se sentó en mi mesa con la única intención de alejarse de la pareja a la que forzosamente acompañaba, después de todo a nadie le gusta aguantar gorros en…

La cabeza agarrada…

Gonza estaba muy enojado. Fredo lo miraba incrédulo. —Fredo, quería que me ayudaras a pensar algo, si no te queda mal. —Bueh. Dale. Tirá. ¿Quién fue…? —Moro. Lo encontraron tirado en la calle, de madrugada. Drogado hasta las patas. —Uuuuuh, ¡qué feo! ¡Noooo! —Fredo se agarró la cabeza, los ojos desencajados, como con ganas de…

El perseguidor

                                 Un día poco usual, soleado por cierto en esas regiones lluviosas de la tierra, me levantaré y recordaré mi pasado como dulce sueño antes de bajar al río, darle de comer a las gallinas y a los cerdos, ordeñar…

Me sabes a agua

Media luna y veinte amaneceres se esconden en la fragilidad de los sueños, la simplicidad de la magia perece en el despertar de los versos, versos acendrados que callan en la fineza de tus labios. En un escenario de montañas vírgenes, el rocío de tu pudor reviste tu piel; olor a selva, tacto a cielo…

Un café con Lucifer

El día se apagaba en mi soledad otra tarde. En el suelo se amontaban las cervezas que me habían llevado de nuevo a otros mundos, a esos que plasmaba en mi papel para ser libre y que, para mi sorpresa, a todos encantaba. Era un escritor famoso, y eso me gustaba, por qué negarlo, pero,…

Dulce Mosquita Muerta

Sabes que esto quiere decir que está pasando algo paranormal, ¿verdad? Chuck Palahniuk Si quieres llamar la atención lo mejor que puedes hacer es morirte. Y por eso lo más bonito de mi pueblo era el cementerio. No era un pueblo muy grande. Tan sólo un puñado de casas acurrucadas en la montaña, ávidas de sol, mirando de…

Flor de Loto

Él se quedó atascado en un presagio mientras el tiempo seguía corriendo. La noche no se inmutó ante su extraño sentir, pero al menos, el silencio de la oscuridad lo cobijó hasta el día siguiente. Cuando despertó, una flor marchita yacía junto a él.  Muchas cosas no tenían sentido últimamente. Él siguió con su rutina…

Revoloteo en la oscuridad

Había una brisa conmovedora esta noche y era tan sensible que evocaba llorar. Vi revolotear a una mariposa y tal fue mi asombro y curiosidad que me pregunté cómo sus alas, siendo tan festivas y ligeras entre las margaritas, estaban predispuestas a llover en esta fría oscuridad. Las mariposas son almas risueñas, ¿no? Nacieron diferentes…

Crónica enviada desde Marte

El cigarrillo se va consumiendo a cada bocanada de soledad asistida, y solo te recuerdo como una sombra en forma de bailarina, tratando de convertirte en el cisne blanco de un cuento sin final feliz, de un cuento sin final. Y al traerte a mi memoria, voy recitando letras de un autor desconocido, un poeta…

Campo de Batalla

La gaita suena en la lejanía… Rostros pintados para celebrar la guerra. Estandartes que terminaron cubiertos de sangre. Agonía de hombres mutilados, gritos de los niños que perdieron la guerra desamparados, olor a tierra y carne abierta. Buitres sobrevolando la pradera mortecina. Con el pelo enmarañado, cubierto de la mugre de la batalla, al borde…

Meteorita

—¡Luna!, ¿qué te cuento hoy de mí? —preguntó el taciturno viajero, buscando respuesta alguna en la vía láctea. El cielo espabiló su cara y una sutil sonrisa habló. —Háblame de ella —dijo el ansioso satélite. Hubo unos minutos de silencio y se podían percibir puntos suspensivos en el aire. El viajero dejó escapar un suspiro y…

Normal

Día 4 —Tienes que acercar tu silla lo más que puedas a la cama, luego caminas sobre tus brazos para acercar el torso, y ya después solo es cuestión de tomar los reposabrazos y con un pequeño esfuerzo, ¡llevar tu cadera hacia el asiento!… Al principio cuesta un poco de trabajo, pero con el tiempo…

Él, más allá de esta esfera

El tiempo lo cura todo, esa frase me persigue sin una meta, mis heridas podrán cicatrizar, el dolor se diluirá llegando la ansiada paz. Sin embargo, no se desvanece tu recuerdo… Hay vivencias que permanecen en los confines del inconsciente. Labios que besan más allá de lo tangible, caricias que labraron la piel con un…

Asesinato en París

Estábamos en la habitación número 23 del hotel más roto de París, en la brecha remota del destino seguro. En la avenida de lo desconocido, y en una fotografía olvidada a punto de romperse. Ella tenía la sutileza y demasía para hundir mi herida, aun después de morderla con sus labios. Hurgaba entre mi sangre…