Me he olvidado

Miro a mi alrededor y pienso: ¿cómo he llegado hasta aquí? ¿cuándo se vació mi cuerpo? ¿por qué dejé a mi alma huir?   Ahora sé que es perdido este tiempo, fui ingenua al jugar contigo al amor ¿de qué sirve un anillo en el dedo sin una caricia en el corazón?   Estoy desencantada…

El último viaje

Sabes, aún tengo todas las ganas metidas en la maleta y el billete apunto de usarse, como un revólver apunto de disparar. Pero hoy estoy algo nublada, no sé si a la vez el tiempo me acompaña o simplemente es que él se siente igual de triste que yo, y no sabe decirlo. Sí, estoy…

He querido

He querido apagar en las miradas más profundas de un alma traicionera los besos que no me diste, deshojar las margaritas para que dijesen sí, pintar de azul las mañanas. He querido creer en los silencios que hablaban más que un día las palabras, buscar respuestas en los océanos donde más dudas vagaban. Y ya…

Mis poemas, tus poemas y el mar

Ojalá encuentres mis poemas en el mar, se han sumergido bajo la arena a esperarte, han venido a leerlos, no sos vos. Es un alfarero que juega a hacer corazones de barro, los corazones se dilatan al verlo. Son su infausta pero también única compañía. Ojalá encuentres mis poemas sobre el mar, la marea se…

De paso.

Sigues siendo la luz al final de todos mis túneles. La certeza de que lo mejor siempre está por venir. Y la vida pasa, y pasamos todos, en este trajín de idas y venidas y de palabras tan vacías como el cielo. Y en cambio tú, que te vistes de melancolía por fuera, que tanto…

El vuelo de las 23:59

Me hiciste soltar lágrimas sobre mi cara, lágrimas que quemaban y que derretían toda coraza que protegía lo más cicatrizado de mi cuerpo. Un cuerpo dado de sí, sin nada más que dar. Porque te lo llevaste todo, desde el principio hasta el fin, y tan solo yendo a medio gas. Sin más, me despido….

¿Tiempo?

Cada vez que me pides tiempo se me ocurre una aguja con que clavarte. La primera es la del pasado que removido por el tiempo futuro sigue trayéndote las mismas dudas. Y las dudas sangran cualquier exclamación. La otra que te clavo es el marcapasos del segundo el amigo fiel del porvenir. Al fin y…

Un final distinto

“Ella tenía la sonrisa más preciosa que jamás había visto, los ojos más sinceros que jamás pude conocer. Ella desprendía la felicidad de la que todo el mundo quería formar parte. Pero lo que nadie sabía, es que dentro guardaba el dolor más fuerte que nadie había sentido. Y yo, estaba dispuesto a quitar cada…

Entre el áspero rigor y un amoroso pensamiento

Dentro de mi alma fue de mí engendrado un dulce amor, y de mi sentimiento tan aprobado fue su nacimiento como de un solo hijo deseado; mas luego dél nació quien ha estragado del todo el amoroso pensamiento: que en áspero rigor y en gran tormento los primeros deleites ha tornado. ¡Oh crudo nieto, que…

Nuestras mejillas

Corazón de niño cerebro de adulto amor para siempre Amor es una palabra que define más a quien la regala que a quien la dice Hay mejillas que hablan más de nosotros que el beso que reciben Y tengo tanto por qué callar cada vez que pienso que hice el amor a tus letras y…

Cara o cruz

Ya todo me daba igual. Desde el minuto uno en que te vi supe que ibas a ser las dos caras de la moneda. Me enamoré de tu cara, pero sabía que tu cruz terminaría destruyéndome. Por eso no sabía qué hacer y por eso era reacia a conocerte… porque sabía que conforme más te conociera,…

Despojos de ti

Nunca sabré lo que fui para ti, lo que significó aquello que vivimos por tanto tiempo. Esa certeza de ser consciente de que nunca llegaría a saberlo, me consumía de manera incombustible el alma, amargando cualquier otra sensación, como los posos olvidados de un viejo café. Ya no más. No sé qué fui para ti, pero…

Estarás bien

Hoy podría ser un día especial, pero no lo es. Es un seis de julio como otro cualquiera que ha transcurrido en mi vida; un día más lleno de versos inacabados, explicaciones inexistentes y disculpas impronunciables. Estarás bien, viviendo en medio de tormentas que ya no son desencadenadas por mi miedo a perderte. Estarás bien,…

Yerma

Es inútil nada crece ni la savia verde, ni el agua brota, ni el aire sopla; la tierra enloquece, la grieta asoma roturando la noche, repleta de carcoma. Es inútil, nada florece, ni el color de vida, ni la roja amapola, ni el frondoso laurel, que adornaba tu estola. Es inútil, te fuiste para siempre,…

Despecho

Del tupido recuerdo por las noches, del real desengaño en las mañanas y vestidos de una manta cristalina van mis ojos, van mirando pero sin poder ver nada; de los sueños robados, de los besos que sin nacer se apagan, de los días nublados, de la ya tan perdida mi esperanza; de cuentos inventados, de…

Una joven desnuda y triste

La joven se pasea desnuda con los pies mojados y los tobillos secos revolviendo las límpidas aguas de la penumbra nocturna, el frío la rodea haciendo tiritar sus pestañas con frágiles titubeos que enturbecen la sombra de sus cejas; mientras, sus pies suaves machandos del barro que ensucia la pureza sutil de su blanquecina piel,…

Si tan solo…

Si tan solo nos diéramos suficientes segundas oportunidades, lo mismo o la mitad de las que les damos a los demás. Si tan solo fuéramos un poco amables con nuestras almas y un poco más amables con nuestros frágiles corazones. Si tan solo amáramos incondicionalmente a nuestros cuerpos y fuéramos lo bastante generosos para perdonarnos…

Amarte

Amarte es todo un arte amarte en marte, desarmarte, y luego rearmarte. Amarte, lamerte, matarte de tanto meterte y sacarte, lavarte la mente, flagelarte hasta la muerte y luego salvarte. Amarte de parte a parte, es todo un arte, besarte, violarte sin guantes de látex, retarte. Amarte. Todo un arte.   Amarte un martes, prepararte…

Alcohol, prosa y poesía

Ella llevaba un vestido negro con un hermoso escote en la espalda, el pelo suelto y unos pendientes plateados, adornados por unos labios pintados de rosa. Se sentó en mi mesa con la única intención de alejarse de la pareja a la que forzosamente acompañaba, después de todo a nadie le gusta aguantar gorros en…

La Soledad de tu Ausencia

Se quiebra el sentido de la noche, con las palmas abiertas, el alma en carne viva y la mirada de agua, que fluye lentamente en ese amanecer sombrío. Todo se marchita en la hoguera: la dulce carta perfumada, el lazo entregado la caricia infinita el roce de tu piel, los labios apasionados el eco de…