Un deseo más a las 11:11

Te fuiste y las sábanas perfilaron la silueta de tu cuerpo, en su seda se quedó el recuerdo de tu aroma y en sus  fibras la inocencia de un mal trago. Me recosté junto a tu figura, después de tres inviernos y un otoño, el reloj marcó, para mí, las 11:11 y el calor de…

Amor de verano

Unidos por la brisa de una noche de verano furtivos a escondidas agarrados de la mano. Dos vidas que palpitan latido enamorado tú, apenas una niña yo, sin vello en el sobaco. Dos espíritus que brillan en el cenit del ocaso las estrellas iluminan las huellas de nuestros pasos. El olor a sal marina enloquece…

En la relatividad

Perdido en la montaña con el cándido llanto de una luna llena, permanece anclado el recuerdo de una noche seda. A merced de dos copas de vino, dos miradas se encuentran náufragas de sus horizontes; entre el travieso roce de pequeñas cerezas que van  humedeciendo los labios y el recorrer de su mano por el…

Isex

[Imagen extraída de http://futurama.wika.com%5D “Robots, ¿los amantes perfectos del futuro?”. Así rezaba el titular del artículo en la sección de tecnología de un conocido diario digital. La primera respuesta que me vino a la cabeza es un “ni de coña”. Pero tras un momento de reflexión y una interesante charleta sobre el tema con una…

Cae la Lluvia (Parte I)

Desierta es mi vida, sola, vacía. Las dunas se levantan gigantescas interrumpiendo el horizonte. Mis noches son frías y oscuras y el calor de los días me sofoca, pero aún sigo adelante, esperando lo mejor porque la esperanza es lo único que podría florecer en un ambiente tan hostil como este. Miro hacia abajo para…

Edición Limitada

Hace tiempo un alma descarriada me dijo: “Fuego responde con lanzallamas” Nadie hubiera imaginado cuán cierta era aquella afirmación. Dejando a un lado el saber popular, aquella cita para nada célebre definía a la perfección la siguiente situación. Sarcasmo a sarcasmo, ironía a ironía aquella mujer no terminaba de salir de mi cabeza. No sabía que…

Amarte

Amarte es todo un arte amarte en marte, desarmarte, y luego rearmarte. Amarte, lamerte, matarte de tanto meterte y sacarte, lavarte la mente, flagelarte hasta la muerte y luego salvarte. Amarte de parte a parte, es todo un arte, besarte, violarte sin guantes de látex, retarte. Amarte. Todo un arte.   Amarte un martes, prepararte…

Alcohol, prosa y poesía

Ella llevaba un vestido negro con un hermoso escote en la espalda, el pelo suelto y unos pendientes plateados, adornados por unos labios pintados de rosa. Se sentó en mi mesa con la única intención de alejarse de la pareja a la que forzosamente acompañaba, después de todo a nadie le gusta aguantar gorros en…

¡No me tengas piedad!

Ven… refúgiate entre mis piernas de todas las tempestades, arrópate con mi silueta que ya está empapada, dame tu morbo en la mirada y cierra la puerta. Ven… juguemos al va y ven con una brillante sincronía, como si la más grande de las orquestas tocara sólo para nosotros y el director perdiera su batuta, por…

Me sabes a agua

Media luna y veinte amaneceres se esconden en la fragilidad de los sueños, la simplicidad de la magia perece en el despertar de los versos, versos acendrados que callan en la fineza de tus labios. En un escenario de montañas vírgenes, el rocío de tu pudor reviste tu piel; olor a selva, tacto a cielo…

Todo es sexo

El sexo mueve el mundo, el dinero… también. Ambos duermen juntos, ambos se dan placer. … Sexo por dinero, sexo por poder, sexo pordiosero, sexo por joder. Sexo con engaños, sexo sin meter, sexo en el baño, sexo sin cuartel. Sexo en el trabajo, sexo en el hotel, sexo sin colgajos, sexo con miel. Sexo…

Diario de mi casa (parte IV)

Nunca hablo con papá de eso que me pasa. Con mamá, ni loco. Es raro, porque me parece que con papá hablaría. Pero no sé por qué él no me habla. ¿Le tendrá miedo a mamá? Yo ya estoy empezando a imaginar cosas. Pero no, mejor, no me las imagino. Porque si abro la boca,…

Generosas

De todas las comensales que habían ido desde que trabajaba en el comedor, esa era la que tenía el busto más grande. Y de todos los escotes que había visto desde que era empleado del establecimiento, ese era el más generoso. Mientras tomaba la comanda, descubrió tres lunares, un grupo de venas que asemejaba un…

Diario de mi casa (parte III)

Un día, la abuela Poupée se fue de visita a lo de Marcos, estuvo una semana allá, una tarde cruzó la calle para ir a jugar a la lotería, no vio a ese inconsciente que iba a más de cien por hora. Por eso yo les tengo miedo a los autos. Qué horrible que fue…

La última erección

El alma pernocta en el movimiento, tan solo unos meses después del coito la materia denominada cigoto se mueve con energía y empoderamiento, hay vida. El hombre varón a diferencia de la hembra se mueve con menos misterio, trae otro historial en su biología, una más cercana al deseo y frenesí de cosas inconclusas, al menos…

Primera noche con tu ausencia.

A partir de hoy, la noche no será la misma. Me harán falta tus palabras, tus suspiros, tus desastrosos modales y, entre otras cosas, tu deliciosa forma de besar. Soy libre otra vez y me pesa, me pesa el vacío de la casa, el silencio y la soledad. Se siente como la parálisis del sueño…

Musas de verano (erótico)

Armado de tableta, audífonos, cerveza en lata, silla de playa y sombrilla, me dispongo a esperar a mis musas de verano para que me inspiren mi próxima obra maestra. Los nombres de mis musas son: “Nalgas”, “Tetas” y “Sudor”, y siempre revolotean alrededor de mi vista dispuestas a traerme la siguiente trama que servirá como…

Masturbación

¡Cómo me pone cuando me mienten! Me excita escuchar la sarta de falacias que salen de las bocas de esas personas con atractivas caras y luminosas sonrisas que aparecen en los medios. Con tan sólo pensar lo bonito que es todo lo que me muestran, no puedo evitar acariciarme con lascivia. El orgasmo es total…

Una vez más (+18)

Te volví a ver.  Ya había escrito sobre ti. Pero, te volví a ver.  No tengo palabras para describir este sentimiento que siento por ti . Cuéntame qué se siente verme. Qué se siente sentirme.  Verme reír. Mis besos.  Mis caricias…. ¿No tienes nada que decir? Pues , yo, sí, que una mitad de mi…

Sabes a pudor

Sabes a soledad. Recorres mi cuerpo, los sentidos excitados a tu áspero andar. Pasión instantánea, mi sexo desnudo descubierto por tus manos que tocan una melodía. Los labios arden, la sangre hierve. Al calor de las sábanas mis dedos exploran tu silueta. Sexo siendo sólo sexo, penetro con rudeza tu feminidad. No fue más que…