Sigues siendo tú

Entre las rendijas de esta habitación se reflejan los ecos de luz del sol pareciendo que está cerca igual que tú. Asomo al balcón y veo gente pasar ruido y silencio al mismo tiempo, soledad y el abismo que anda despierto. Mi café corto de todas las mañanas y la imaginación de tus besos como…

Adalberto

El termo está en el piso, a los pies de la puerta. Tiene pegado un pedazo de papel escrito con letra grande e insegura que dice: “Chicos, muchas gracias por el termo. Fue de gran valor como siempre. Los bendigo,                              …

Una joven desnuda y triste

La joven se pasea desnuda con los pies mojados y los tobillos secos revolviendo las límpidas aguas de la penumbra nocturna, el frío la rodea haciendo tiritar sus pestañas con frágiles titubeos que enturbecen la sombra de sus cejas; mientras, sus pies suaves machandos del barro que ensucia la pureza sutil de su blanquecina piel,…

Lilium

En la aurora de un domingo, se ha pronunciado un triste malva azul. Parece que será un día estruendoso y no hay paraguas para evitar esta tormenta. Empezó a llover desde la tarde y desde entonces la flor en mi pecho no ha dejado de regarse. Las horas se reparten sobre un pobre reloj sin…

Si me hubieras llevado a París

Te debo más besos de los que posiblemente te daré. He pintado una sonrisa al atardecer, y se parece a la tuya. He versado nuestros encuentros, pero ninguno rima, y no parece que vayan a encajar. Quizás por eso nos representan, como dos piezas unidas al azar. Guardo en un baúl de recuerdos unas postales…

Un espectador.

Los insectos se posan sobre mí. Veo las nubes cambiar, veo la hierba moverse al ritmo del viento y, de vez en cuando, a personas pasear. Veo, a lo lejos, esas caras tristes, esos ojos alegres, niños que sólo conocen la ilusión. Vivo rodeado de naturaleza, de belleza y movimiento. He estudiado la luz del…

Teorema de la gravedad

“No solo volábamos en círculos, a veces jugábamos a ser perfectos”. Caímos sin hacer caso a los principios de la gravedad, sin que nos importara el daño que nos provocara rodar por el universo de nuestra cama. Le dimos la patada a las leyes de Newton y descubrimos por nuestra cuenta eso de: “La teoría…

Había una vez un circo

Había una vez un circo… Pero no ese circo que a todos alegraba el corazón, no el de los payasos de la tele de nuestra más tierna infancia que nos preguntaban ¿cómo están ustedes?  y al unísono y voz pueril contestábamos que bien. A los payasos de este circo no les interesa cómo estamos y…

Rojo Infinito

ADVERTENCIA: No protege del ahogamiento. Usar sólo bajo supervisión constante. Instrucciones para el uso de un flotador. Qué raro y qué feo. Eso pensó Sonia de su primer barquito de papel nada más terminarlo. Los pliegues no fueron precisos. Le faltó esmero y concentración. Pero era su primera vez. El siguiente le saldría mejor. Y…

La atracción no entiende de vida si no es a través de la química

Sonaron los reproches, las alarmas antirrobo, las libertades encarceladas, las risas desquiciadas, los gritos silenciados… y es que, quién esté libre de (des)amores que tire la primera lágrima. Entonces, tú tiraste la primera lágrima y yo, en cambio, te hablé de co(n)razones como aquel que decía ser un experto físico por creer entender esa adherencia…

El lenguaje de dioses antiguos, de hombres muertos.

Tantos dialectos y lenguajes, tantos modos y ocasiones. Sonreímos, reímos, gritamos, enfurecemos… lloramos en el mismo idioma. Tantas lenguas e idiomas, tantas formas y oportunidades que se nos dio para amarnos y valorarnos, para abrazarnos y encontrarnos y cada una la desaprovechamos como si fuésemos eternos mortales. Nadie, ciertamente, nos enseña en ningún momento el idioma tan…

La chica con el nombre sin K

Hoy cometí suicidio, es la segunda vez que lo hago. Hoy le he vuelto a escribir a la mujer que ni siquiera sabe que existo. Llueve, como no tienes idea, llueve, mi tejado revienta y cada gotita grita tu nombre. El invierno empezó con tus lágrimas, el verano empezó con mi olvido. Solo nos faltó…

Alguien

Alguien que llegue a tu vida, te mire y te haga ver que todo eso que tu solías llamar defectos son en realidad las partes más hermosas de ti. Alguien que te haga mostrar orgullosamente todo eso que tanto escondes que te hace diferente, que te hace ser tú y que por alguna razón crees…

mariposas

Recorté mariposas
en esas bellas cortinas de flores
que dejaste atrás cuando te fuiste.

Huyendo sin rumbo

Hay almas que esconden secretos que jamás nadie encontraría, por la mera razón de estar muy a la vista. Le queda mucho por afianzar a quien lo tiene todo claro. Y eso tiene tan poco sentido como explicación. Como querer darle las gracias a quien te deja sin palabras. Como perdonarte no haber llegado antes…

C’est fini

Vivimos con la suerte de no saber cuando serán las últimas veces. La última vez que besaremos esos labios con sabor a rutina que calmaba el alma; la última vez que el teléfono responderá y la voz será cálida como solía ser. La última vez que haremos el amor con una persona que ha llegado…

Confessio fidei

Creo en el cara a cara. En las relaciones humanas. En el calor de un abrazo y la fuerza de tu mano enlazada a la mía. En la misma que a cada apretón me acaricia un «te quiero» junto a un «tú puedes con todo». Creo en las distancias cortas. En las noches de copas de…

Black mirror: Ballena azul

(una serie original de Netflix) Sinopsis: Philipp Budeikin, un joven de 21 años, crea un macabro juego online en el que los participantes deben realizar pruebas cada vez más peligrosas para llegar a la meta, pero, ¿realmente ganas cuando pierdes tu vida? Antes que nada me gustaría empezar contándoles un chiste buenísimo que se me…

Soñadores compulsivos

Todos quieren volar, aún sabiendo que los pájaros también caen y que algunos nacen con vértigo. Quieren querer, sin trampa y sin medida, y no saben que se juegan la vida cada vez que se enamoran. Menuda panda de idiotas, que siguen soñando con los ojos abiertos, trasnochando quedándose despiertos, acumulando horas y ganas con…

Un niño detrás del lente

La cámara del lente reveló lo que esconde tu alma. En tu pupila se esconde el niño que dejaste atrás; lo vi sentado, con los brazos cruzados y con sus ojos desesperados. Lo vi difuminado; tan inocente, tan real, y a la vez, tan profanado por los vestigios de quien eres hoy. Te vi y…