Serie «Humanos»: parte II, el sol

No sé si vivo por el sol o el sol vive para quemarme. Lo cierto es que nunca me deja entrar en tristeza, ni mucho menos cabalgar en melancolía. Viviremos para verlo salir cada mañana, en cada tarde y noche sentirlo ir. Y hacernos necesitar la luz que nos permita seguir un día más, oxigenándonos….

Silva III (A las ruinas de una vida que olvidó vivir.)

Desierto de ceniza en silueta donde rompe el sol a la roca fría, transición mira escueta a su tiempo en secuencia perenne y voz tardía, olvido hace paciencia lo que el viento engaña al firme sentido, polvo de esfinge astuta, figura que absoluta vive en reloj dormido. Son páramos de sombra al descubierto, mármol fiero…

Crónica enviada desde Marte

El cigarrillo se va consumiendo a cada bocanada de soledad asistida, y solo te recuerdo como una sombra en forma de bailarina, tratando de convertirte en el cisne blanco de un cuento sin final feliz, de un cuento sin final. Y al traerte a mi memoria, voy recitando letras de un autor desconocido, un poeta…

Ahuyentando monstruos.

Llueve sobre mi cara, alzo la vista al cielo, no es agua, sino tus saladas lágrimas. Y yo, las seco con mi pelo, redimiéndote de tus errores, perdonándote sin palabras, absorbiendo con mis besos, millones de gotas cristalinas, que brotan de tus ojos, como manantiales salvajes. Soplándolas. Ahuyentándolas. Para que se vayan lejos, de tu…

Retales Alternos (I)

A veces, era necesario hacerse un recordatorio del pasado por ello se encontraba leyendo sus antiguos textos. Aquellos que nacieron bajo el amparo de la más cruda de las realidades y siguen plasmados en aquella libreta. No pudo evitar no detenerse en uno en concreto; titulado El Exilio. Ellos comentan, opinan cómo sí te conocieran….

La tortuga

Hoy me sorprendí guardando el anillo que apresaba en mis dedos la mentira, o la verdad imposible. Sé que prometí enterrarlo, pero no pude, y fue a parar allí donde duerme otro cuento perdido, dentro de la tortuga. “Las promesas que nos hacemos a nosotros mismos son las que estamos obligados a cumplir sin excusas”…

Llámalo como quieras

Te imagino desnuda conmigo, y eso me hace perder la ropa para quedarme a solas con el anhelo. Me mimo la piel como si fuera tu boca la que me enseña el firmamento, porque colgado de tus labios llegué a ver el cielo. Cierro los ojos en tu honor. Así destrozo la distancia con un…

Lección literaria

Fotografía: http://manuelfunes.tumblr.com Desde aquella clase de química, donde las horas trascurrían a una velocidad equivalente al desplazamiento de un insecto, no detuve la escritura de versos que aludieran a mis ideas más secretas. Parecía una calumnia la idea de que ya no existían poetas como Quevedo, que transitaran sus tardes elaborando composiciones de amor, declaraciones íntimas…

Dos versiones de olvidar

1. Supongamos que después de cuatro meses vuelves al lugar de donde decidiste marchar. Supongamos que me echas de menos al menos tanto como yo. Que no te adaptas a vivir sin mi abrazo a andar descalzos por la risa que provocaba mi caricia en tus pies. Supongamos que hablo del futuro y que sigues…

Meteorita

—¡Luna!, ¿qué te cuento hoy de mí? —preguntó el taciturno viajero, buscando respuesta alguna en la vía láctea. El cielo espabiló su cara y una sutil sonrisa habló. —Háblame de ella —dijo el ansioso satélite. Hubo unos minutos de silencio y se podían percibir puntos suspensivos en el aire. El viajero dejó escapar un suspiro y…

Huacayñán

Es como una flor atrapada en ámbar, los recuerdos marchitos que petrificaron el tiempo, un tiempo que se detuvo entre poesía y locura, entre quebrantos y voces. Las memorias rotas han divagado por el llanto huacayñán perdido, olvidado en un cielo tornasol; sin alma, sin razón. Los días ya no besan a la luna y…

Soldados de plomo

¿Qué crees que haces? ¿Juegas a los soldaditos? A pasos rítmicos avanzas. ¿Hacia dónde? ¡Baja ya las armas! Da frente al corazón. ¿En dónde estás? Que no te escucho; dicen que surges de la palabra, que ya no existe, son cofres vacíos, silencio puro. El mundo entero llora, lágrimas pintadas de carmín corren como ríos. El…

Él, más allá de esta esfera

El tiempo lo cura todo, esa frase me persigue sin una meta, mis heridas podrán cicatrizar, el dolor se diluirá llegando la ansiada paz. Sin embargo, no se desvanece tu recuerdo… Hay vivencias que permanecen en los confines del inconsciente. Labios que besan más allá de lo tangible, caricias que labraron la piel con un…

Testigos Mudos

Brillan con un aura suave, que a pesar de ser brillante no llega a ser alegre. Hace frío, pero es un frío lento, de esos que se toman su tiempo para calar hondo, morder en los huesos…

Recordando tus Besos

En esa pasión que sobrecoge, que achica los sentidos que empequeñece el alma en ese instante del olvido, me entrego por entero, con el corazón partido, esperando tu ausencia tu dolor enloquecido; y cuando los recuerdos afloran, cuando el tiempo parece dormido, cuando la razón explora aquellos recovecos perdidos, todo me lleva a ti, sonámbulo…

Lo divertido de una tragedia.

Cuando alguien se sumerge en el mar sin saber nadar visita un lugar. Le llaman hogar pero en cada quien, el hogar es distinto, ¿no? El Gehena, el Averno, el Seol, el rechazo definitivo… el Infernum es caso de uno y el paraíso es caso de pleito. Voy caminando a casa cuando me encuentro a…

Pájaros

Cuando el viernes nos arrastre a la cama como un premio morderemos desgarrados los pájaros del sueño, Artemisa besará con vehemencia tus pupilas y habrá hueco en los rincones para enredar las luces del suburbio, afuera en el mercado no hay un dios que ampare la tristeza. Un café embalsamado te espera, en el sencillo…

Detrás de las rejas

“¿Qué fue ese ruido?”, Mariana despertó sobresaltada. Todavía era de noche y no alcanzaba a ver las formas de su propio cuarto. Se frotó los ojos. ¿Había sido un rasguño? “Tal vez un animal entró por la ventana”, pensó. Volteó hacia ella y fue cuando descubrió las enormes plantas. Espantada, miró en todas direcciones: en…

Pegaso

Desde el rincón más recóndito de la habitación su mirada griega, ojos de quimera blanca, se convierte en mar dentro de tierras áridas. Entre el encanto de los sueños y la realidad, su cuerpo refleja el narcisismo del sol y sus alas de ángel caído, beldad y utopía, desafía al tiempo y al silencio. Plasmado…

Ella

Ella, amaba la vida, la amaba más de lo que nadie llegó a amarla a ella, hasta que llegó él… hasta que llegó esa sonrisa en mitad de la tempestad que hizo que sus miedos se esfumaran. Él, la única persona capaz de entenderla y comprenderla, de reírse con ella, de secar sus lágrimas haciendo…