He querido

He querido apagar en las miradas más profundas de un alma traicionera los besos que no me diste, deshojar las margaritas para que dijesen sí, pintar de azul las mañanas. He querido creer en los silencios que hablaban más que un día las palabras, buscar respuestas en los océanos donde más dudas vagaban. Y ya…

El niño del piano

Aquel niño tocaba el piano como los ángeles esa forma de acariciar las teclas como si se tratase de un emisor enamorado en la piel de un receptor ilusionado. La melodía de la inocencia tan llena de paz y de belleza de luz y de magia. Aquel niño vivía en su oscuridad, no sabía lo…

Mis poemas, tus poemas y el mar

Ojalá encuentres mis poemas en el mar, se han sumergido bajo la arena a esperarte, han venido a leerlos, no sos vos. Es un alfarero que juega a hacer corazones de barro, los corazones se dilatan al verlo. Son su infausta pero también única compañía. Ojalá encuentres mis poemas sobre el mar, la marea se…

Emancipaciones

La emancipación de su abrazo arribó como desconocida sin ganas de entablar conversación, desmesurada al principio, reacia a lo inevitable. Inició cuestionando todas y cada una de las decisiones tomadas, y al oído me susurraba que no llegaría ese día en que yo podría voltear al lado contrario de la calle y sonreírle sin lamentarme. La…

Un final distinto

“Ella tenía la sonrisa más preciosa que jamás había visto, los ojos más sinceros que jamás pude conocer. Ella desprendía la felicidad de la que todo el mundo quería formar parte. Pero lo que nadie sabía, es que dentro guardaba el dolor más fuerte que nadie había sentido. Y yo, estaba dispuesto a quitar cada…

Flor de porcelana.

Te extraño. Claro que sí. Pero estoy acostumbrada a extrañarte, a desear lo mejor para ti, a verte feliz. Claro que estoy bien. Me alegra amarte a solas, porque no necesito que me quieras para alegrarme. Te cuento que mis flores de cera aún no han marchitado. Tan melifluas desde aquel momento. Me inspiran, me…

Entre el áspero rigor y un amoroso pensamiento

Dentro de mi alma fue de mí engendrado un dulce amor, y de mi sentimiento tan aprobado fue su nacimiento como de un solo hijo deseado; mas luego dél nació quien ha estragado del todo el amoroso pensamiento: que en áspero rigor y en gran tormento los primeros deleites ha tornado. ¡Oh crudo nieto, que…

Mar foráneo

Detrás de caminos de cemento y sonidos de ciudad se esconde la belleza del mar envuelta en el cielo y adornada con palmeras foráneas.   A lo lejos de un cataclismo social, las nubes dibujan olas blancas en el reflejo tornasol de aquel piélago, confusión disuelta en un paraíso.   Y en el fondo de…

Domingo

Nuestros encuentros -siempre casuales-, vacilaban entre el juego y la realidad, y así estaban perfectos. Me acompañaba a casa por la mañana, después de un café con lo que nos encontráramos cerca, hablándome sobre el judaísmo, la música, o acerca del nombre y orden de las calles del barrio. Pequeños instantes de dicha. Y fue…

Cara o cruz

Ya todo me daba igual. Desde el minuto uno en que te vi supe que ibas a ser las dos caras de la moneda. Me enamoré de tu cara, pero sabía que tu cruz terminaría destruyéndome. Por eso no sabía qué hacer y por eso era reacia a conocerte… porque sabía que conforme más te conociera,…

La Despedida

 Sin más, el tren se fue, despacio, sosegando el pasar de una vida bohemia. Y el chasquido de metal, sonó como portazo hueco, ¡ el tren ya se va! y agitando la mano, despido, quizás, alguna verdad, un refresco y una carta, aquella de la victoria, el as con el que gané la partida. Pero…

Secretos interiores

El oso abrió los ojos desmesuradamente y miró a la niña: no podía creer su secreto. La dejó hacerle aquello tan extraño. Cuando vio la primer borla de estopa, su rostro se desencajó. Luego le tocó el turno de susurrarle un secreto a ella: ahora la nena abrió sus ojos de asombro. Nuevamente acostado, dejó…

Náufrago

Llevo el alma desnuda esperando yacer en tu cuerpo, en tus turbulentas entrañas mis miedos callan, amor enterrado en ti. Socava mis profundidades y quédate ahí, no ares en tierras blandas y silenciosas, naufraga en aguas de pesadillas y ahonda hasta encontrar mis dulces sueños, pirata extraviado. Escucha junto al horizonte los poemas que llevan…

Impetuoso temor

Impetuoso temor, sucumbes los rastros del amor; y con tu rápida proclividad, atrofias solemnemente mi valor. Impetuoso temor, regocijas mi acérrimo rencor; y con tu  prolífica inquietud, condicionas la ternura con furor. Impetuoso temor, apostillas con sosiego el dolor; y con tu intrépida docilidad, despojas mi vacío sin pudor. Por: Arianna Frencia (Italia/Eritrea) ariannafrenciablog.wordpress.com Únete a…

Una joven desnuda y triste

La joven se pasea desnuda con los pies mojados y los tobillos secos revolviendo las límpidas aguas de la penumbra nocturna, el frío la rodea haciendo tiritar sus pestañas con frágiles titubeos que enturbecen la sombra de sus cejas; mientras, sus pies suaves machandos del barro que ensucia la pureza sutil de su blanquecina piel,…

Lilium

En la aurora de un domingo, se ha pronunciado un triste malva azul. Parece que será un día estruendoso y no hay paraguas para evitar esta tormenta. Empezó a llover desde la tarde y desde entonces la flor en mi pecho no ha dejado de regarse. Las horas se reparten sobre un pobre reloj sin…

Un niño detrás del lente

La cámara del lente reveló lo que esconde tu alma. En tu pupila se esconde el niño que dejaste atrás; lo vi sentado, con los brazos cruzados y con sus ojos desesperados. Lo vi difuminado; tan inocente, tan real, y a la vez, tan profanado por los vestigios de quien eres hoy. Te vi y…

Palabras abandonadas.

Alguna vez te has preguntado: ¿qué pasa con lo que nunca dices? ¿Qué pasa con aquellas palabras nunca pronunciadas? Pues bien, tengo la fortuna o desgracia de encontrar aquello que la gente nunca dice. Así como algunos tienen la habilidad de ver a los muertos, yo veo y escucho las palabras que los demás se…

Lo siento

Lo siento, y ojalá no me lo perdones, porque me encanta sentirlo.   Lo siento, y ojalá no me lo perdones, porque me encanta sentirlo. Lo siento, aquí, escucha cómo late, ¿oyes tu nombre? Así, bajito, al oído, contra la piel y el corazón, yo cada noche cuando te abrazo el recuerdo entre sábanas y…

No ser yo.

Me pregunto qué se sentirá ser la inspiración y no el escritor. Me pregunto qué se sentirá ser quien recibe la luna, el sol y las estrellas y no quien se queda sin la luna, el sol y las estrellas. Me pregunto qué se sentirá ser quien tiene el amor y el arte de un artista y…