Aún.

Sábado, 22 de julio. 12:26AM: Graciosamente lloré una vez más. En total de veces solamente he llorado 18 veces de lo que llevamos de año y doy por seguro que de ellas 14 de las razones llevan por secreto un pronombre. Esta vez he llorado por todas aquellas veces que tuve que haber llovido pero…

Tarde

Acierto tanto que quizá debería empezar a inventar. Pero hasta entonces, mientras espero, acompáñame hasta la luna. Quiero mostrarte la vista. Ven, que quiero compartirla contigo. Sube, te llevo. No, no me haces daño. Sí, estoy cómoda. ¿Tú estás bien? Mientras tanto, vamos a contar mentiras y medias verdades. Mientras tanto, vamos a crear problemas….

Un deseo más a las 11:11

Te fuiste y las sábanas perfilaron la silueta de tu cuerpo, en su seda se quedó el recuerdo de tu aroma y en sus  fibras la inocencia de un mal trago. Me recosté junto a tu figura, después de tres inviernos y un otoño, el reloj marcó, para mí, las 11:11 y el calor de…

20

Tengo terror a crecer. Ya está, lo dije, que me siento como Peter Pan, ¡qué más da! Siendo mi vida un constante bamboleo de emociones en cuanto a qué tan feliz o tan catastrófico es el hecho de ya haber entrado a los 20, pues, he decidido que, al ser inevitable, crearé mi propio País…

Sé que dueles (Parte II)

Sé que dueles (Parte I) Y ahí estaba yo, enfrente de la habitación que tanta felicidad me había dado. Viendo cómo nuestros recuerdos se desvanecían uno por uno. Abrí la puerta y le vi. Vi cómo se sobresaltaba, estaba segura de que no me esperaba allí. Pude ver que estaba bien acompañado. Ella estaba desnuda…

Delirios de cohete

No logro pilotar más la implosión de mi superyó abstraído, Houston, hay dos problemas: la duda creadora y la suricata en la pared. Levito sobre el compendio de moscas excitadas, pululantes en viscosidad, roen lo que defeco, se sumergen en ideas muertas, en soliloquios bastardos, ¡pero si yo defeco poesía! Poesía: es el cementerio de…

La profecía

Se paró frente al espejo. Observó sus cejas, sus parpados, sus pestañas. Luego, dentro de sus pupilas dilatadas, empezó a ver imágenes de lo sucedido: El agua de una ligera llovizna regresa hacia las nubes. El viento se devuelve y deshace un pequeño remolino. Es viernes por la tarde y se hace mediodía. Una bandada…

La ambivalencia de dos hilos.

La soledad de un verso conmueve, entran y sobran las ganas y los motivos para salir a explorar y reflexionar y entonces… eres tú. El soldado hecho de cenizas de un fuego inexistente, la enfermera de huesos y sangre de una guerra inextinguible. El amor de poetas estremece hasta lo más profundo de las entrañas….

Click

Ya sé lo que me gusta de ti. Me gusta que no te entiendas. Es como un click que haces a veces. Dejas de pensar en lo que estás diciendo y justo expresas lo que querías decir de una manera simple, como quien se deja caer en el sofá. Me gustan esos momentos de desconexión…

Maniquí

Pintaba sus labios de oscuro intentando disfrazar su alma de luchadora. Nunca sus ojos miraron la vida sin khol manchándola de negro. No se atrevía a que nadie traspasara su mirada desnuda. Su pelo siempre perfecto. La ropa bien elegida. Perfumada. Siempre a punto. De puertas para adentro solo era un maniquí más, amontonado y…

Seamos cómplices

Seamos cómplices entre sábanas que nadie escuche que pronuncio tu nombre antes de que el alba tome su taza de café con miel. Seamos cómplices dentro de cuatro paredes, creemos un universo  de bocetos y letras, donde tú eres un dios, un dios antagónico del mismísimo ocaso. Seamos cómplices entre sedas, que tu piel canela…

Amor de verano

Unidos por la brisa de una noche de verano furtivos a escondidas agarrados de la mano. Dos vidas que palpitan latido enamorado tú, apenas una niña yo, sin vello en el sobaco. Dos espíritus que brillan en el cenit del ocaso las estrellas iluminan las huellas de nuestros pasos. El olor a sal marina enloquece…

Sobre mis pasos

  La ciudad se duerme noche a noche mientras la oscuridad cae pesada sobre mis hombros. Camino simplemente. No voy a ningún sitio, sólo camino. Recorro cada calle, cada callejón, en silencio. Si por alguna razón alguien se me cruza, puede que le juegue alguna broma. Realmente no tengo nada que hacer. A veces pienso…

Recordar, recordándote

Entre calles de Madrid, alzo la vista al cielo, observando, un enratado de ramas vacías. No recuerdo, tu recuerdo. Ni mis recuerdos. Ni tu voz. Ni tu olor. Ni tus ojos. Ni tus labios. Lo borré todo, a base de alcohol. Llenando bañeras de lágrimas. Mientras me ahogaba en ellas. Entre lánguidos gemidos agónicos. No…

Sé que dueles (Parte I)

Me disponía a ducharme como cada mañana. Presentía que hoy iban a cambiar el rumbo de las cosas, el rumbo de mi vida. Comenzaba mis vacaciones y estaba ilusionada porque le volvería a ver. Atrás quedaban las semanas de estrés, de complicaciones y de nervios. Sí, nervios, ya que me había propuesto darle una sorpresa….

Todavía duele

Corazones rotos que buscan otros labios para olvidar los anteriores, las decepciones, los tantos errores que puede cometer una boca tan dulce sobre la abeja incorrecta, la difícil convivencia entre adioses y ausencias, triste apariencia de juguete viejo, las estrellas perdidas siguen siendo las más lindas, ya vemos, algunos se encontraron pero todavía lloran, el…

El lugar no importa

Agarras las maletas y la tomas de la mano. La miras a los ojos y descubres que con ella cualquier destino tiene magia. He pensado en salir huyendo. Salir corriendo como cuando Usain Bolt rompe todos los cronómetros y el tiempo y la distancia parecen un chiste. He comprado hasta su afiche y lo he…

El arbolillo

A la sombra de un hermoso manzano, que no es mío, muchas tardes, solitaria, yo me siento. Y a lo lejos miro mi pequeño arbolillo, que por más que me empeño nunca crece. Fue un árbol plantado por sorpresa, casi por necesidad y regado con cariño. Pero el árbol no da frutos. A veces, me…

El Whisky, El Poeta, El Espejo Y La Flor

“El arte… Mi arte es a menudo vociferado en la silente latitud de un poema. El poeta es el sagaz observador de lo absurdo y el imprudente escritor de lo ignorado. Detalla a su vez el más finito atardecer de invierno y logrará con sus palabras, caracterizar la sonrisa del oleaje de una playa atristada….

La cuenta

No voy a permitir que nadie vuelva a caminar en mi vida con los pies sucios, recordarte es llamar al cuchillo para que vuelva a los dientes a las tripas. Te quiero desde lo más profundo de mi odio desde el día que mi madre dijo “estas cosas pasan” y siguen pasando cuando vuelvo a…