Simetría de un cuerpo terrestre

Lograr la perfecta simetría de forma natural es imposible, no sé por qué aún nos empeñamos en ello. Ni siquiera Gea, la más sublime arquitecta, ha logrado reproducir una figura exactamente igual de ambos lados: siempre queda un ojo más pequeño, una oreja más alta, una garrita más corta. Los artistas nos han hecho creer…

En Medio de la Tempestad

En esa apabullante soledad que me rodea, con el viento de levante azotando mis sentidos, contemplo tu inmensidad galopante, tu poderío atronador y ese suspiro lacerante que te mantiene en vilo, en suspense cuando ruge tu genio desgarrador. Todo es grandioso a tu paso y tu horizonte no tiene fin sin la razón de tus…

Empieza el juego

Las pasiones ocultas, los anhelos furtivos, la clase de sucios pensamientos que le hacían sentir viva; ella era la clase de chica que conseguía atraparte con su intensidad. Sí era intensa, por ende hipnótica porque perderse en las tinieblas, siempre era más divertido que caminar bajo la previsible luz del sol.Tenía un halo macabramente angelical…

El imprevisto

Pintura: Markus Haub, http://markushaub.com/ Jamás se nos hubiese ocurrido, cuando ambas tomamos nuestros sacos repletos de juventud, que, al partir, una lluvia torrencial se entrometería en nuestros planes y nos tomaría por sorpresa entre las calles de la urbe. No nos hubiéramos figurado que el sendero comenzaría a inundarse en ese crepúsculo de verano, cuando…

Revoloteo en la oscuridad

Había una brisa conmovedora esta noche y era tan sensible que evocaba llorar. Vi revolotear a una mariposa y tal fue mi asombro y curiosidad que me pregunté cómo sus alas, siendo tan festivas y ligeras entre las margaritas, estaban predispuestas a llover en esta fría oscuridad. Las mariposas son almas risueñas, ¿no? Nacieron diferentes…

Crónica enviada desde Marte

El cigarrillo se va consumiendo a cada bocanada de soledad asistida, y solo te recuerdo como una sombra en forma de bailarina, tratando de convertirte en el cisne blanco de un cuento sin final feliz, de un cuento sin final. Y al traerte a mi memoria, voy recitando letras de un autor desconocido, un poeta…

Hazlo

Enamórate de alguien que escriba. Llámalo poeta o prosista; deja que te incite con versos o párrafos. Enamórate de esas extrañas personas; seres infelices que apaciguan su soledad con textos que son incomprensibles para los que no saben sentir. Hablo de seres llenos de vocación y talento que se estremecen cada vez que cogen un…

Réquiem

Padre nuestro que estas en el cielo; nosotros estamos en el mismísimo infierno; santificado sea tu nombre; el sol quema más que otras veces, pero a pesar de ello me siento en tu reino… aunque no exista. Hágase tu voluntad. Vengo cargando la cáscara de lo que alguna vez fuiste, Rosalba. ¡Pesas tanto! Avanzamos lento…

Campo de Batalla

La gaita suena en la lejanía… Rostros pintados para celebrar la guerra. Estandartes que terminaron cubiertos de sangre. Agonía de hombres mutilados, gritos de los niños que perdieron la guerra desamparados, olor a tierra y carne abierta. Buitres sobrevolando la pradera mortecina. Con el pelo enmarañado, cubierto de la mugre de la batalla, al borde…

Sufrido pesar

Una necrológica municipal. Un lugar vacío adonde no va nadie. Pero los amigos sí que fueron. Moro les pidió para estar primero él solo. —Déjenlo tranquilo. —Tris sabía que Moro no quería que vieran sus lágrimas. Entró a ese lugar, donde el cajón descubierto lo hizo estallar en llanto. Moro pegó con los puños en…

La pianista

Sentada frente al piano se enfrenta de nuevo a las teclas. Desde aquí la veo a contraluz, su silueta se recorta imperfecta con la luz de la mañana, la primera que se sienta en la banqueta desde que dio a luz. La escogida es Claro de luna. Las notas fluyen firmes y seguras hasta donde…

Lección literaria

Fotografía: http://manuelfunes.tumblr.com Desde aquella clase de química, donde las horas trascurrían a una velocidad equivalente al desplazamiento de un insecto, no detuve la escritura de versos que aludieran a mis ideas más secretas. Parecía una calumnia la idea de que ya no existían poetas como Quevedo, que transitaran sus tardes elaborando composiciones de amor, declaraciones íntimas…

Meteorita

—¡Luna!, ¿qué te cuento hoy de mí? —preguntó el taciturno viajero, buscando respuesta alguna en la vía láctea. El cielo espabiló su cara y una sutil sonrisa habló. —Háblame de ella —dijo el ansioso satélite. Hubo unos minutos de silencio y se podían percibir puntos suspensivos en el aire. El viajero dejó escapar un suspiro y…

Mi(rada)

Ahí estabas, sentada en  primera fila, sobre la mesa de la banquita de metal y tus pies apoyados sobre el asiento de esa banquita de metal. Dabas la espalada a la pizarra del salón y tus amigos en tu derredor reían mientras hablaban de cualquier cosa. Y ahí estaba yo, sentado en última fila, sobre…

El adolescente que no podía traducir lo que sentía

Abriendo la puerta con cuidado entró Amir; volvía tarde de la práctica de fútbol. Sus hermanos menores ya dormían. Bueno, no todos; la cama de Malik estaba vacía. ¡Ese sabandija! ¡Otra vez saliendo de noche! Después de tantos rezongos no aprende a comportarse. Siente y hace lo que le parece. Y no está bueno. No para esta familia.

Normal

Día 4 —Tienes que acercar tu silla lo más que puedas a la cama, luego caminas sobre tus brazos para acercar el torso, y ya después solo es cuestión de tomar los reposabrazos y con un pequeño esfuerzo, ¡llevar tu cadera hacia el asiento!… Al principio cuesta un poco de trabajo, pero con el tiempo…

Huacayñán

Es como una flor atrapada en ámbar, los recuerdos marchitos que petrificaron el tiempo, un tiempo que se detuvo entre poesía y locura, entre quebrantos y voces. Las memorias rotas han divagado por el llanto huacayñán perdido, olvidado en un cielo tornasol; sin alma, sin razón. Los días ya no besan a la luna y…

Testigos Mudos

Brillan con un aura suave, que a pesar de ser brillante no llega a ser alegre. Hace frío, pero es un frío lento, de esos que se toman su tiempo para calar hondo, morder en los huesos…

Casi me olvido

Casi se me olvida vivir. He estado poco pendiente del mundo que me rodea, centrada en mi burbuja imaginaria que no deja espacio para nadie más que yo porque creí que así era más fácil cumplir con los deberes que la vida me ha achacado desde el preciso momento en que decidí crecer. Ya no…

Huevito de Pascua

Ese soleado domingo de Semana Santa, Gonzalito se levantó muy temprano. Sentía curiosidad por ese día. Después de todo lo que había oído hablar del huevo y la gallina, de la cigüeña, de chocolates, de festejos, también algo de Jesús (¿el mismo Niñito Jesús de la Navidad?), lo desbordaban la ansiedad y la novelería. Había…