Río sin rumbo

No tengo rumbo. No tengo cara. No tengo historia. Nada. Tristeza. Soledad. Silencio. Vacío. Miedo. Inmensidad. La bahía se mece de un lado, el río color león se embravece del otro. La escollera tiene ese qué se yo, que divide aguas, separa… aleja… aparta del inalcanzable horizonte donde Yasí, desesperada, busca a su amado. Ecos…

Silva III (A las ruinas de una vida que olvidó vivir.)

Desierto de ceniza en silueta donde rompe el sol a la roca fría, transición mira escueta a su tiempo en secuencia perenne y voz tardía, olvido hace paciencia lo que el viento engaña al firme sentido, polvo de esfinge astuta, figura que absoluta vive en reloj dormido. Son páramos de sombra al descubierto, mármol fiero…

Donde la tristeza es feliz.

Quién sabe si lo del amor nunca tuvo que ver con el dolor, quién sabe si lo de la felicidad jamás tuvo que ver la satisfacción en la tristeza. Quién sabe si ella no tenía que confrontarse con la muerte… Yo camino donde el diablo no se atreve a ir. Yo camino tranquilamente en el cielo. Yo…

Réquiem

Padre nuestro que estas en el cielo; nosotros estamos en el mismísimo infierno; santificado sea tu nombre; el sol quema más que otras veces, pero a pesar de ello me siento en tu reino… aunque no exista. Hágase tu voluntad. Vengo cargando la cáscara de lo que alguna vez fuiste, Rosalba. ¡Pesas tanto! Avanzamos lento…

Sufrido pesar

Una necrológica municipal. Un lugar vacío adonde no va nadie. Pero los amigos sí que fueron. Moro les pidió para estar primero él solo. —Déjenlo tranquilo. —Tris sabía que Moro no quería que vieran sus lágrimas. Entró a ese lugar, donde el cajón descubierto lo hizo estallar en llanto. Moro pegó con los puños en…

Autorretrato

Soy insensible, sí. A veces siento que tengo el arma en mi cabeza, que no funciona con balas sino con pensamientos. Soy frío, sí. Como el glaciar. Porque a la noche no temo y en la sombra de mi sombra vivo, como la oscuridad del corazón más muerto, soy frío e insensible, no siento nada…

Normal

Día 4 —Tienes que acercar tu silla lo más que puedas a la cama, luego caminas sobre tus brazos para acercar el torso, y ya después solo es cuestión de tomar los reposabrazos y con un pequeño esfuerzo, ¡llevar tu cadera hacia el asiento!… Al principio cuesta un poco de trabajo, pero con el tiempo…

Soldados de plomo

¿Qué crees que haces? ¿Juegas a los soldaditos? A pasos rítmicos avanzas. ¿Hacia dónde? ¡Baja ya las armas! Da frente al corazón. ¿En dónde estás? Que no te escucho; dicen que surges de la palabra, que ya no existe, son cofres vacíos, silencio puro. El mundo entero llora, lágrimas pintadas de carmín corren como ríos. El…

Él, más allá de esta esfera

El tiempo lo cura todo, esa frase me persigue sin una meta, mis heridas podrán cicatrizar, el dolor se diluirá llegando la ansiada paz. Sin embargo, no se desvanece tu recuerdo… Hay vivencias que permanecen en los confines del inconsciente. Labios que besan más allá de lo tangible, caricias que labraron la piel con un…

Testigos Mudos

Brillan con un aura suave, que a pesar de ser brillante no llega a ser alegre. Hace frío, pero es un frío lento, de esos que se toman su tiempo para calar hondo, morder en los huesos…

A las víctimas del acoso

Estoy descosido en un rincón, en mis hilos me enredo y siete vidas juegan conmigo. Amores que vienen y van, vaivenes de unas vidas que faltan por ver dentro del espejo en el que se pierde cada reflejo de mi interior, cada mirada del alma que rompe un silencio maullando un llanto triste y vacío,…

Asesinato en París

Estábamos en la habitación número 23 del hotel más roto de París, en la brecha remota del destino seguro. En la avenida de lo desconocido, y en una fotografía olvidada a punto de romperse. Ella tenía la sutileza y demasía para hundir mi herida, aun después de morderla con sus labios. Hurgaba entre mi sangre…

Lo divertido de una tragedia.

Cuando alguien se sumerge en el mar sin saber nadar visita un lugar. Le llaman hogar pero en cada quien, el hogar es distinto, ¿no? El Gehena, el Averno, el Seol, el rechazo definitivo… el Infernum es caso de uno y el paraíso es caso de pleito. Voy caminando a casa cuando me encuentro a…

Detrás de las rejas

“¿Qué fue ese ruido?”, Mariana despertó sobresaltada. Todavía era de noche y no alcanzaba a ver las formas de su propio cuarto. Se frotó los ojos. ¿Había sido un rasguño? “Tal vez un animal entró por la ventana”, pensó. Volteó hacia ella y fue cuando descubrió las enormes plantas. Espantada, miró en todas direcciones: en…

Por la Calle del Olvido

Perdido en el aroma de tus balcones, paseo absorto por calles en penumbra, sumido en el reflejo de tus razones, y en el asfalto gris de tu hermosura. Y me embriago de sueños, escondido en el jardín impoluto del encuentro, donde el espíritu, sutil y distraído, mora resoluto en tu misterio, en aquel corazón abstraído,…

Sumiso lamento

Moro se desplaza por las piezas, parco, con pereza. En el lecho yace la madre. Hace ya varias semanas que casi no se levanta. Las gastadas manos de india recorren las cuentas del rosario. Los ásperos labios murmuran mensajes mesurados. En el patio vuelan dos colibríes. Buscan el néctar de unas florcitas blancas que crecen…

La playa

Había una vez una playa, llena de gente. Y ahora que lo pienso, también llena de ilusión y de esperanza, con una mezcla de dudas que sabían a poco porque todo era como en un sueño, lo que hacía que éstas quedaran de lado pronto. Había unos ojos, y un cuento. Y hacía calor ese…

Claveles Rotos

Vengo a decirte lo que ya ha sido dicho, Lo que me faltó por decir, Y lo que en otra vida, diré. Anónimamente, por supuesto, vengo a dejar una carta; de las románticas, de las empedernidas, y la de los perdedores que han suscitado a sollozar. Vengo a presentar una renuncia, o quizá, una bandera…

Existencia de dos.

Si tú no existieras yo te inventaría contra el vacío de tu recuerdo. Si el verbo no existiera yo lo crearía solo para poder experimentar lo que aborrezco. Si el lenguaje no existiera yo lucharía con el eco del silencio solo para poder excusar mi existencia. Solo para poder crearte.

¿En dónde está el cielo?

Hace tiempo que las aves no vuelan, porque no tienen cielo. Las alas causan temor cuando se las ve extendidas, a punto de alzar vuelo.