Te desafío

Cada vez que te desafío, tus besos me traen un papel, me obligan a derramar tinta y todo para escribir a favor de tus dudas. Hay preguntas que son respuestas y respuestas que son preguntas, por eso, me he dado cuenta que una mujer es más pregunta cuando menos duda tiene. Desnudas mi propio nombre…

El Regreso de la Niña del Parque

Cuando ya mi pensamiento y mi corazón se han librado de las nieblas del dolor, cuando decidí hacer un camino junto a ti, y no desviarme por terrenos tortuosos. Cuando no concibo mi existencia sin tu apoyo sincero, se rompe de nuevo el vínculo que necesito recuperar. Apartarte de mi… yo tomé esa vía en…

Mamá decía

Mamá decía: primero tú, segundo tú. Tercero tú. He vivido diciéndomelo ante tus ojos: primero tú, segundo tú. Tercero tú.     No había cuartos, me bastaba con cualquier hotel y se me olvidó contar. El quinto era tu piso, el sexto grito que echamos sobre el colchón, al séptimo tú te olvidaste de mis…

Serie «Humanos»: parte II, el sol

No sé si vivo por el sol o el sol vive para quemarme. Lo cierto es que nunca me deja entrar en tristeza, ni mucho menos cabalgar en melancolía. Viviremos para verlo salir cada mañana, en cada tarde y noche sentirlo ir. Y hacernos necesitar la luz que nos permita seguir un día más, oxigenándonos….

En Medio de la Tempestad

En esa apabullante soledad que me rodea, con el viento de levante azotando mis sentidos, contemplo tu inmensidad galopante, tu poderío atronador y ese suspiro lacerante que te mantiene en vilo, en suspense cuando ruge tu genio desgarrador. Todo es grandioso a tu paso y tu horizonte no tiene fin sin la razón de tus…

Río sin rumbo

No tengo rumbo. No tengo cara. No tengo historia. Nada. Tristeza. Soledad. Silencio. Vacío. Miedo. Inmensidad. La bahía se mece de un lado, el río color león se embravece del otro. La escollera tiene ese qué se yo, que divide aguas, separa… aleja… aparta del inalcanzable horizonte donde Yasí, desesperada, busca a su amado. Ecos…

Te veo desde lejos

Me gusta cuando mi cerebro y cuerdas vocales crean una melodía que sale por mi boca. Esa boca inquieta que busca tu frente, mientras duermes. Esa boca que se pierde entre la música de tu cuerpo, llegando siempre a tus ojos, besando tus labios, recorriendo cada centímetro que hace mucho ya conozco. Esa boca que…

Expectativas

El golpeteo de mi tacón contra el suelo comienza a molestar a mis vecinos en esta sala de espera, soy tan consciente de ello como incapaz de detenerme: es la única manera en que podré aguantar otra hora más de espera. Nos han dicho que el vuelo se retrasa, un imprevisto más en este mes…

Silva III (A las ruinas de una vida que olvidó vivir.)

Desierto de ceniza en silueta donde rompe el sol a la roca fría, transición mira escueta a su tiempo en secuencia perenne y voz tardía, olvido hace paciencia lo que el viento engaña al firme sentido, polvo de esfinge astuta, figura que absoluta vive en reloj dormido. Son páramos de sombra al descubierto, mármol fiero…

Poesía

La poesía emana de la roca fría de la sociedad como la tierna flor que es capaz de crecer sobre esa roca, absorta en este mundo que navega entre furias y tempestades, en este mundo que dejó de creer en la palabra, que mató la inocencia a bocajarro, que ha pecado a raudales … Pero…

El imprevisto

Pintura: Markus Haub, http://markushaub.com/ Jamás se nos hubiese ocurrido, cuando ambas tomamos nuestros sacos repletos de juventud, que, al partir, una lluvia torrencial se entrometería en nuestros planes y nos tomaría por sorpresa entre las calles de la urbe. No nos hubiéramos figurado que el sendero comenzaría a inundarse en ese crepúsculo de verano, cuando…

Amor herido (IV y V)

IV Ahora dudo de mí mismo, de mis rezos a la vida. El sol calienta mi rostro pero no revive lo que yace dormido desde hace tanto tiempo. Hay un duende que viaja por el gris de mis espacios, me llama con voz trémula, dice que huelo a derrota, que el cielo es azul al…

Hay

Hay silencios que rompen el hielo, abrazos que lo derriten y que lo curan, hay besos que desatan alas. Hay montones de versos escritos sin postdata y sellos impregnados de valor. Hay paseos por lugares sin más que se convierten en increíbles, por miradas que traspasan el alma y pisadas que marcan el futuro. Hay…

Revoloteo en la oscuridad

Había una brisa conmovedora esta noche y era tan sensible que evocaba llorar. Vi revolotear a una mariposa y tal fue mi asombro y curiosidad que me pregunté cómo sus alas, siendo tan festivas y ligeras entre las margaritas, estaban predispuestas a llover en esta fría oscuridad. Las mariposas son almas risueñas, ¿no? Nacieron diferentes…

Lo que mueve mi vida.

Cuando pienso en todas esas veces que me he sumergido en una pequeña o gran tristeza, no consigo ver a simple vista lo que me hizo salir de ella. Nunca he tenido un acontecimiento realmente catastrófico para mí y para todo lo que me rodea, por lo que me siento bastante afortunada. Cierto es también…

Buscando Línea: Cuando aparece el sinsentido

Después de perder el trabajo, que te deje la novia y tu familia esté lo suficientemente cerca como para no ver tu estado, cuando se ha perdido toda confianza en sí mismo, es increíble cómo te puedes hacer amigo de una chica por teléfono, a la que no conoces, que te puede decir cosas que…

Exquisita frialdad

Estoy sentada frente a este papel en blanco que se me antoja un incipiente relato de (des)amor y juro que esta vez no sé muy bien por dónde empezar. Ando a tientas entre lo que escribo y lo que realmente quiero escribir y maldigo a este estúpido pensamiento dicotómico que enturbia mi razón y me…

Donde la tristeza es feliz.

Quién sabe si lo del amor nunca tuvo que ver con el dolor, quién sabe si lo de la felicidad jamás tuvo que ver la satisfacción en la tristeza. Quién sabe si ella no tenía que confrontarse con la muerte… Yo camino donde el diablo no se atreve a ir. Yo camino tranquilamente en el cielo. Yo…

Carta a ti

Hola, Aún no nos conocemos pero ya me muero de ganas porque lo hagamos. Desde que puedo recordar he estado escribiéndote y aunque aún no tengo la certeza de que existas o de que vas a llegar a mi vida, la ilusión de pensar que si es lo que sigue haciendo latir este corazón. La…

Sofias

En el colectivo son 11:30 y ya quiero irme a mi casa. Afuera deben ser las 5 de la tarde pero estoy cansada y el tiempo en uno a veces es jodido y pesa el doble. En el asiento de al lado, Sofia le cuenta por celular una primicia a su amiga: Pablo también es…