El acto de escribir

Como dijo una Mujer, escribir es el Arte de conectar con el Alma porque no lo haces con el ego sino con el corazón de una forma mecánica. Suele resultar complicado abrirlo; de no usarlo, se ha oxidado como las cuerdas de mi guitarra, pero, si insistes, en una hoja en blanco te plasmaré miSigue leyendo «El acto de escribir»

Polvo soy

Polvo, eso soy:   un suspiro, un segundo que se alarga, un abrir y cerrar de ojos, luz fugaz, un reflejo en tu mirada.   El ciclo de las estrellas, el canto de un ruiseñor, de tu sonrisa la causa, agua que se evapora, rocío de la mañana.   Eso somos, amor: amor, cenizas ySigue leyendo «Polvo soy»

Pegado al alma

Y el viento, que antes era rojo, ahora llora por nosotros. Se rompe, contrae sus músculos a la vez que respira por tus párpados, quieto, pero intranquilo. A lo mejor es que me he equivocado y nacer poeta no es suficiente para vivir de la nostalgia, para hacerse eco entre jarrones de flores secas, muertas,Sigue leyendo «Pegado al alma»

Destellos

Cuando el mundo se vuelve frío y parece perder su sentido aparece un destello. A veces necesitamos momentos oscuros para darnos cuenta de dónde está la luz. La Luz que puede sentirse con los ojos cerrados, que puede mostrarte el camino y dar calor a tu alma. Esa Luz que tantas veces llega a nosotrosSigue leyendo «Destellos»

De libro

Si me convierto en tigre, si me hago cielo, si las arañas me comen y sucumbo. Si la lava me cubre, y los rostros emanan tristeza, lujuria, arden las almas en completa calma. Si la tormenta me abraza, y los deseos se deshacen, y nacen y comen, y corroen y sueñan, y parlan y lloran,Sigue leyendo «De libro»

Compañera ansiedad

Heme aquí, cual caja de Pandora,siendo cúmulo del todo y la nada,profusas capas y sin miedo aflora,la grieta sellada, nunca olvidada. Vacío hecho nudo en mi garganta,el sutil silencio que grita el cuerpo,remembranzas que el alma decanta,al albor se vislumbra buen puerto. Yo que fui lluvia, sismos y relámpagos,pánico, incluso en la tranquilidad,el cuerpo soloSigue leyendo «Compañera ansiedad»

¿Qué puede entregar alguien que ya no tiene nada? Sino su vida entera.

«Todos conspirando en contra del espíritu que va marchando serenamente»Emma Goldman Ni lejos de casa, la huida tenía sentidoni con las manos deseadas, la soledad desapareceni con el mar delante, el llanto escampa. El mensaje más claro vestido de silencio, la mentira latente en el miedo más universal de todos: la entrega. ¿Qué supone avanzar?Sigue leyendo «¿Qué puede entregar alguien que ya no tiene nada? Sino su vida entera.»

Oasis

Un aire desconocido puede despertar el alma. Una mirada robada, casi por casualidad, puede convertirse en tesoro, durar por la eternidad. Hay calles que serán siempre una forma de volver, hacer un viaje en el tiempo hasta la primera vez que, inconsciente de la trascendencia de ese simple recorrer, viviste alguna experiencia grabada a fuegoSigue leyendo «Oasis»

L’anima

«Satisfecha de irse donde nadie debiera estar»Emily Dickinson Un ángel en la tierra disfrazado de poeta, la ternura cargada de miedo las alas del vuelo sin retorno, la espontaneidad del amor el talismán de la huida, te quiero como nunca pero me voy como siempre. © Poema incluido en L’anima.

El cuadro

Sentada en el sillón lo contempla. El corazón y el alma le duelen como si le abandonaran. Tenía envidia porque sus dulces manos le pintaron. Manos que nunca tocará, que nunca le tocarán. Lo que había sido un lienzo en blanco, él había pintado un mar azul en calma, acariciando la barca que sobre élSigue leyendo «El cuadro»

¿Te lo he dicho alguna vez?

Cuando te ríes se te marca una vena en la frente y miras un poco de lado haciéndote la que no es contigo. Yo me pregunto si, aunque sea, me dejarías decirte al oído que tu perfume es el antídoto de la tristeza que no he elegido, pero que vive conmigo. A veces te acercasSigue leyendo «¿Te lo he dicho alguna vez?»

A izar la bandera

6 de julio de 2010 (página de mi diario) Estoy escribiendo esto y me emociono hasta las lágrimas. No quiero que mis amigos me vean así. Porque también me pasó hace un rato, viendo cómo perdíamos. Los holandeses casi nos llenan la canasta, de no ser por nuestro gol en la hora, pero ni conSigue leyendo «A izar la bandera»

Todo lo eres Tú

Me duele el suspiro del alma, al contemplar tu mirada absorta en el viento quejumbroso, por los días pasados, por la hojas caídas del calendario y por tus besos perdidos en el horizonte de tus caricias. Me duele el eterno murmullo que de tus labios se escapa, musitando versos cotidianos por los pasillos de tuSigue leyendo «Todo lo eres Tú»