Dibujando el destino

Llueve. Cae. Se deja caer. Sintió los pulmones llenarse con el olor a tierra mojada que se metía por la ventana. El aire húmedo inundaba la habitación, mojándole la rutina. Sobre la mesa, colocada con descuido, una pequeña vela brillaba ajena a su destino. La vio con los ojos de quien ya ha visto demasiado, esperandoSigue leyendo «Dibujando el destino»

Navidad en verano

Cada Navidad trae recuerdos, más cuando se entra en años. Al ir hacia atrás, se recuerda lo que falta. O mejor, se comienza por lo que no se recuerda. Hay recuerdos de lo que no tuve nunca. Nunca vi caer nieve en Navidad. Nunca vi pasar un trineo. Nunca pasé frío en Navidad. Nunca seSigue leyendo «Navidad en verano»