Volver

Vuelvo despacio, cargado de reproches, envuelto en silencio comiendo mariposas con los ojos manchados.   Vuelvo desnudo, con la frente marchita, lleno de jirones, tatuado de cicatrices con el corazón atravesado.   Vuelvo sin expectativas, atravesando los torrentes que no me esperan, con los bolsillos rotos, y en ellos, nada que ofrecer.   Vuelvo sinSigue leyendo «Volver»

Diario de mi casa (parte V)

Quiero vestirme de cuero negro, raparme la cabeza, salir a la calle con un cigarro en el labio y cara de diablo. Quiero meter miedo.