El bolso

La casa llevaba dos meses cerrada. Al abrir la puerta se sorprendió que siguiera guardando el olor al hogar donde se había criado. Olor a ropa recién lavada, a polvos de talco, al fresco de la casa siempre ventilada. Con un nudo en la garganta entró en la cocina esperando encontrarla entre pucheros preparando unSigue leyendo «El bolso»

Carta de la hermana Mabel

Escribo estas líneas con la esperanza y el deseo de que alguien, alguna vez, conozca mi historia y las razones que me llevan a dejar mi vida y mi tierra. Y también para que quede constancia del maravilloso hallazgo que he realizado, las circunstancias que me llevaron a ello y lo importante que es paraSigue leyendo «Carta de la hermana Mabel»

Ya (no) es tu día

Hoy es uno de tus días, uno de esos en los que siempre nos encontrábamos en el punto cero, donde todo comenzó, sobre los adoquines de las calles que nos vieron tropezar y caer mientras crecimos. Yo tenía demasiados pocos años y tu alguno más. Tú te acordabas de mí, de cuando todavía no sabíamosSigue leyendo «Ya (no) es tu día»

Reencuentros

El tiempo ha pasado inexorable, despiadado y meditabundo, gastando los minutos atesorados en el ábaco de nuestra vida; pero siempre hay segundas oportunidades, siempre hay segundos trenes en los que subirse y realizar un viaje inesperado, hacia un destino incierto pero, a la vez, apasionante y evocador. Cuando te vi aquella mañana en el mercado,Sigue leyendo «Reencuentros»

Carta a distancia

Hace años abriste una rendija a la ilusión, una puerta a la esperanza y un gran ventanal lleno de luz al amor. Te arriesgaste, a pesar de que yo misma fui la que te llenó de espinas el corazón, volviste a apostar al trece un viernes de milagros inesperados. Tal sería el comienzo de loSigue leyendo «Carta a distancia»

¿En qué piensas cuando miras al cielo?

A quien corresponda: (O dicho de otro modo, a quien esté allá afuera dispuesto a leer, a escuchar). Tengo la inmensa fortuna de vivir cerca del mar, así que cada vez que puedo, voy a nadar un rato, a jugar con las olas, a disfrutar de la hermosa vista de esa inmensidad azul. Muchas veces,Sigue leyendo «¿En qué piensas cuando miras al cielo?»

Aquí te espero (Parte II)

Aquí te espero (Parte I) Notó como el agua le caía sobre su delicada espalda, mientras iba notando como sus manos la agarraban de la cintura y la iban acercando cada vez más a él. Él sin dudarlo la besó apasionadamente, si como le fuera la vida en ello. Pero ella sabía tan bien comoSigue leyendo «Aquí te espero (Parte II)»

Aquí te espero (Parte I)

Ella se levantó como cada mañana, dispuesta a comerse el mundo. Algo le decía que hoy iba a ser un gran día en su vida, lo presentía, pero como siempre, fue la misma mierda de rutina. Se propuso que ya era hora de cambiar su vida. ¡Necesitaba cambiar su vida! Sobretodo deseaba volver a enamorarse,Sigue leyendo «Aquí te espero (Parte I)»

A horas de partir

A horas de partir mi corazón no para de latir. Antes hubiera asegurado que no iba a extrañarte, pero ahora que esta cerca no dejo de pensarte.   Será un buen tiempo para los dos, recordar lo que era extrañarnos y desear tocarnos.     Una mezcla de sentimientos invaden mi cuerpo y es queSigue leyendo «A horas de partir»

Amor inquebrantable

El amanecer inquieto agita las cortinas de una habitación pausada y compila el ánimo vigoroso que me invita a sacudirme mis sueños y enjugar los pensamientos insanos. Cimientos rocosos para aguantar la carga del tiempo y unos lastres malditos con los que el destino quiso marcarme. Mi corazón es más fuerte. Planto mis labios enSigue leyendo «Amor inquebrantable»

Cómo se desgasta el alma

Con el tiempo contra viento, se vuelve algo adicto el silencio de aquellas palabras que ya se fueron. Así se desgasta el alma, drenando la importancia de los besos y él te quiero escrito en carta . Mientras el vacío crece dentro la cama, donde nuestros cuerpos dejan gotas de rabia, de la dulce melancolíaSigue leyendo «Cómo se desgasta el alma»

Carta 11

“Sabe Dios que en el portal de mi atención no hay timbre”, escuché una vez de un genio de nombre Jose. Jamás me había sentido más identificado con una frase. Hasta que llegaste y picaste, vaya si picaste. Picaste hasta dejarme sordo, hasta que te miré y me sonreíste y ahí, justo ahí, comenzó todo.Sigue leyendo «Carta 11»

Maldita menstruación

Maldita menstruación que llegas cuando más feliz estoy ¿qué quieres? no me lo recuerdes no he de llorar solo quiero un poco de té ¿por qué me odias tanto? ¿qué te hice yo? para que me pagues con tanto dolor.     Maldita sea la sangre que solo llega a incomodarme ¡y es que hoySigue leyendo «Maldita menstruación»

Rosas tenebrosas

Encuentras muchas rosas hermosas, rojas y moras, peculiarmente fascinantes con un aroma excitante. Las tomas con delicadez y suavemente el ardor de las agujas envenenadas, conmueve tu cuerpo. No entiendes las razones, de las rosas espectaculares, por ser horriblemente dolorosas feroces, crueles y tenebrosas. Pero aún sigues admirando, como fascinado su belleza, mientras silenciosamente suSigue leyendo «Rosas tenebrosas»

Pasado

Aún ahora tengo momentos en los que no puedo evitar mirar atrás, bien atrás, cuando aún era un crío en pleno aprendizaje. Todo lo que necesitaba era salir a la calle y sobrevivir un día más, no me importaba el amor, ni el dinero, ni el futuro, sólo quería ser alguien en ese mismo instanteSigue leyendo «Pasado»

Renuncio al «amor»

Lamento decepcionarlas, pero abuela, tías y mamá; mi sueño es: no llegar nunca a ningún altar disfrazada con un absurdo vestido y mil pasadores en la cabeza. Encadenándome a alguien para toda la vida. No quiero ser muñequita de pastel. Porque odiaría caer en la rutina, de levantarme todos los malditos días de mi vidaSigue leyendo «Renuncio al «amor»»

Soulmate

Erizada mi piel se encuentra cuando tu pluma avanza, alterando el tempo de su composición, sobre mi exánime garganta sin evitar desgarrarla. Me dueles, ¿por qué no decirlo? Eres complicada, incluso me cuesta entenderte. No te preocupes, muchos tampoco me entienden a mí. ¿Cómo entenderme si todos buscan encontrar la respuesta tras el primer apretónSigue leyendo «Soulmate»

¿Crees que lo sabes todo?

El otro día mirando a mi alrededor supe ver que ya no era la chica de antes, que ya no suspiraba igual por ti, que ya no conocía a la gente que me saludaba todas las mañanas, y que aquel lugar que años atrás había sido mi hogar de la noche a la mañana dejóSigue leyendo «¿Crees que lo sabes todo?»

El amor

El amor es un préstamo del tiempo que embruja los sentidos, que engaña el pensamiento. El amor como vórtice del alma, el placer de los sentidos infinitos que cuentan los minutos, los olores, los suspiros. Un amor simplista, un amor de casta que trasciende al plebiscito, que cuenta los diminutos valores, no los cirios. NoSigue leyendo «El amor»

Nostalgia

El suspiro del cielo me acaricia, y llanamente una gota de nostalgia paulatina se desliza suavemente en mi pecho. Mientras mis pensamientos incandescentes pintan un mundo sin besos, besos que sacuden mi gran duelo. Me quedo inconsciente, indecisa si despertar, o seguir en este sueño profundo por siempre, pero decidir es el fuerte de laSigue leyendo «Nostalgia»

Mejores tiempos vendrán

Hundida en un abismo gris del cual no logro salir, mi alegría la he dejado ir y la abulia es la nueva emperatriz.   Esta situación desespera, pierdo la esperanza de vivir libre en bonanza cuando el adeudo no espera.   Como poder soñar si lo más básico no puedo comprar, algo debo estar haciendoSigue leyendo «Mejores tiempos vendrán»

Cáete pero no olvides levantarte

Sé que a veces es como si todo se nublara y el cielo cayera sobre ti. Que te sientes solo a pesar de estar rodeado de tanta gente. Sé como duelen los silencios. Conozco el dolor que ocurre antes del llanto y cómo duele una lágrima al nacer. Como nace un nudo en la gargantaSigue leyendo «Cáete pero no olvides levantarte»

Volviste

Nos sentíamos unos críos. Qué era eso de echar tanto de menos a alguien a nuestra edad, qué hacíamos a tantos kilómetros, cuando nuestro lugar siempre era cerca del otro. Pero no podía evitarlo, te llevaste tantas cosas contigo, aunque ambos supiéramos que en poco tiempo volviéramos a estar juntos, fue como dejar marchar unaSigue leyendo «Volviste»

Ella no es amor a primera vista

Ella es de esas que a simple vista no llaman la atención. Es la típica morena de labios jugosos que usa jeans y camisetas por comodidad, que no tiene una cadencia singular al caminar, ni usa faldas o vestidos, dice la palabra “mierda” más veces de las necesarias y ni siquiera usa bisutería como las mujeres deSigue leyendo «Ella no es amor a primera vista»

Aún así

Otro día mas vuelvo a perdonarme. Uno más donde tu y yo no somos uno.   Y pasa el tiempo poco a poco diciéndonos que estamos hechos el uno para el otro.   Pero hacemos oídos sordos porque nos gusta fingir esa falsa libertad dependiente de nuestros labios.   Aún así, seguimos volando alto rozandoSigue leyendo «Aún así»

La colina

Cuando llegue a la loma exhausto y vi la escritura, se me pasó de golpe el cansancio. El majestuoso árbol que como un soldado lideraba y defendía solo la colina, a mi modo de ver apenas había cambiado. Sus múltiples brazos llenos de espesas hojas, recorrían con su sombra gran parte del llano y caíanSigue leyendo «La colina»

A ti

A ti, que la Luna te cazó en silencio bebiendo whisky barato en soledad. A ti, cuyos ojos miel delatan, quién te ha visto y quién te ve, con un monstruo en el armario y el miedo colgando a tus pies . A ti, que hueles a desafinados acordes, que sabes a descuidada victoria, queSigue leyendo «A ti»