El fuego se encontró jugando

Me gusta jugar con fuego,  aun sabiendo que me puedo quemar. Me gusta pensar en voz alta,  aunque me arriesgo a que alguien me pueda escuchar. Disfruto mirando al cielo,  esperando siempre una estrella fugaz. Me gusta observarte en silencio,  saborear cada gesto, escucharte al hablar. Me gusta porque llego más lejos,  porque aprendo, valoroSigue leyendo «El fuego se encontró jugando»

Tributo al cielo

El reflejo de mi alma en tus colores siempre encontré Despiertas en mí una profunda sensación de confianza, ciega Cada mañana despierto con la incertidumbre de qué pasará, qué sentiré, qué me esperará, y te miro, esperando a la ligera pista que cada día me das Las nubes más oscuras lloraban, lloran y llorarán siempreSigue leyendo «Tributo al cielo»

Noche sin fin

Soneto Enriqueño o Francés Se fue el sol y la noche vino apenada, Viuda dama en su luto lento y callado. Pese a su juventud, su frescor de agrado, Nada reconforta esta negra velada. Hoy más que nunca el mañana está amañado, Porque nunca acaba esta noche cerrada Que no deja entrar la mañana rosada,Sigue leyendo «Noche sin fin»

Ella y el cielo

Se mueve lento, pero siempre avanza. No siempre sabe hacia dónde va. A veces ríe, a veces canta, a veces se detiene para respirar. Busca ideales por los que luchar y deja a las dudas pasar sin llamar. Batalla con ellas, nunca se rinde, pero hay momentos que siente miedo y mira al cielo buscandoSigue leyendo «Ella y el cielo»

Demasiado tiempo perdido

Demasiado tiempo perdidobesando labios equivocadospor intentar encontrarlo que ella consiguió despertarsin ni siquiera rozarlos. Desde ese día vivía en sus estrellassin temor a la fugacidad de las mismas. Me mudé a su sonrisa.Y bailaba en sus labiossin miedo a la posible caída. Porque yo era una puta loca enamoradadel precipicio de su bocay no temíaSigue leyendo «Demasiado tiempo perdido»

De libro

Si me convierto en tigre, si me hago cielo, si las arañas me comen y sucumbo. Si la lava me cubre, y los rostros emanan tristeza, lujuria, arden las almas en completa calma. Si la tormenta me abraza, y los deseos se deshacen, y nacen y comen, y corroen y sueñan, y parlan y lloran,Sigue leyendo «De libro»

Entre el mar, el cielo y tus dedos

Entre el mar y el cielo entre tus pupilas dilatadas en el sonido de las olas: el eco de tu aliento. Cuando todo está en silencio ya se nos hace de día la mañana enfría: permaneces despierto. Entre la brisa y la cornisa entre tus dedos y mis labios entre mi cintura y tu ombligo:Sigue leyendo «Entre el mar, el cielo y tus dedos»

Tormenta en el cielo

El cielo se ha estremecido,sus ojos se han cerrado y ha vuelto a llorar.Se mecía con tormento,furia, dolor. Sacudía el suelo cada vez que se tumbaba,temblaba fríos que arrasaban con los ríosque brotaban de las lágrimasque caían como cascadas de su almay chocaban con dureza la tierra desprendiendo su piel. Su aliento era como unSigue leyendo «Tormenta en el cielo»

Volar por dentro

Pesaron más mis anhelos de libertad, mis ganas de beberme el aire, de sentir el viento, de volar por dentro. Influyeron mucho las notas de las canciones que ahora bailo descalza, sintiendo el frío del suelo en las plantas de mis pies, mientras estoy ardiendo interiormente. Pero este es un fuego que no quema, queSigue leyendo «Volar por dentro»

Vuela

Desde que descubrí que lo bello es el camino y comprendí que se hace a cada paso, ya no me apresuro por llegar a mi destino, voy contando estrellas y saltando charcos. He comprendido que se aprende en la caída, que solo tú puedes luchar por tus sueños, que hay abrazos que te devuelven laSigue leyendo «Vuela»