El corazón patata de Diego Batuta

Prefiero desdibujarme ahora a tener que construirme en escultura luego. Demasiada pereza me dan los girasoles en invierno como para vestirme y no veo ya el sol con ganas de levantar hoy. Ha pasado el otoño con sus estrecheces y ha dejado un rastro de colchones vacíos que ni te cuento lo que me vaSigue leyendo «El corazón patata de Diego Batuta»

Hombres de maíz

El primero en desaparecer fue Román. Nadie en el pueblo supo decir cuándo fue la última vez que lo vieron, unos decían que había sido la noche del viernes 13, como si de mala suerte se tratara. Otros decían que en el monte, como si la tierra se lo hubiera tragado reclamando algo que leSigue leyendo «Hombres de maíz»

24 horas

Fátima empieza su turno a las doce de la noche. Como todos los días, lo primero que hace al llegar al trabajo es colocarse el chaleco naranja que guarda en su taquilla de la sala de trabajadores. El reflejo del espejo que hay tras la puerta le devuelve la imagen de una chica con ojosSigue leyendo «24 horas»

La guardiana

Al igual que la luz se filtra por los cristales rotos de las vidrieras de colores, penetra la pequeña Caterina en la vieja cripta real. Primero se asoma tímidamente por el hueco abierto en las impresionantes puertas de madera, que dan paso al interior del abandonado mausoleo regio, rematadas con un arco ojival polilobulado. TanteaSigue leyendo «La guardiana»

La muchacha del camposanto

El día ha sido agotador. Llevo desde el viernes en Barones del Águila, un pueblo de ciento treinta y tres habitantes, fundado en 1836 y perdido en la Meseta Norte. Donde hasta mañana lunes no pasa un autobús que me acerque a la estación de tren más cercana, casi a cien kilómetros. «Me da igualSigue leyendo «La muchacha del camposanto»

La esquina

El Pecas entra en el bar La Esquina como todos los días, después de levantarse a la una de la tarde. Media hora es lo que tarda en llegar al bar desde su piso de protección oficial, comprado por su padre cuando él nació hace treinta y nueve años. Siempre entra con un cigarro enSigue leyendo «La esquina»

Bajo la lluvia

La salida del cine da a un enorme parque lleno de pinos, nogales, setos, álamos, fuentes, bancos y zonas de juego infantil. Para llegar a ese bosque urbano hay que cruzar una avenida de seis carriles cuajados de tráfico. Es un domingo lluvioso. Lo sé y lo siento porque es la segunda vez que tengoSigue leyendo «Bajo la lluvia»

Entre las sábanas

La luz del amanecer se filtra por la ventana del dormitorio. A través de los agujeros de la persiana, abriéndose paso entre las cortinas de algodón estampadas de flores de colores, el sol ilumina suave y lentamente la habitación. En los tonos verdes del suelo, de baldosas hidráulicas muy viejas, y las paredes blancas delSigue leyendo «Entre las sábanas»

Una orquesta de gorriones

Había una orquesta de gorriones tocando en la ventana de una noche plutónica. El director marcaba dulcemente un vals  a un tempo parsimonioso. Así como si estuviese puntuando cada latido de la partitura, como acariciando sutilmente el sístole de un uirapuru. Se buscaba una polifonía precisa que reuniera todas las voces; las pudiese articular deSigue leyendo «Una orquesta de gorriones»

La sombra

Se encontraba a medio camino de su destino. La mañana de aquel día se había mostrado curiosamente atractiva: el sol brillaba tanto que ante el más fino hilo proyectaba una sombra bien definida. Pasó delante de un parque con más árboles de los que podía contar; cerezos y almendros adornaban la estadía de las avesSigue leyendo «La sombra»