Un poquito de poesía

Un poquito de poesía para las noches vacías, para las noches de invierno, ¡o hasta de verano!, En la desnudez que el calor provoca, en esta o en la otra parte del mundo, viendo la noche y el día a la misma hora, los ojos del humano, que se cree diferente al otro, que seSigue leyendo «Un poquito de poesía»

Diario de mi casa (parte V)

Quiero vestirme de cuero negro, raparme la cabeza, salir a la calle con un cigarro en el labio y cara de diablo. Quiero meter miedo.