El acto de escribir

Como dijo una Mujer, escribir es el Arte de conectar con el Alma porque no lo haces con el ego sino con el corazón de una forma mecánica. Suele resultar complicado abrirlo; de no usarlo, se ha oxidado como las cuerdas de mi guitarra, pero, si insistes, en una hoja en blanco te plasmaré miSigue leyendo «El acto de escribir»

Scherzo, colpa: Oh, sole mio

Compartimos noche tras noche, cuando una y otra vez le oigo llamar y veo cómo se oculta. Tan penosa, sin conciencia de su belleza. Impaciente le admiro, sin comprender cómo aún tras esa cortina logra ser tan preciosa. Le admiro, le añoro, le quiero. No; le deseo. Pienso en todo el que tiene la oportunidad,Sigue leyendo «Scherzo, colpa: Oh, sole mio»

Ojitos jónicos

Ojitos jónicos esculpen los míos corintios cuando, en realidad, dóricos.   Y no es que me menosprecie sino que mi mejor ornamento es tu mirada regalada.   Por eso dicen que la belleza está en los ojos de quien mira, porque a mí tus pupilas de miel me enardecen. Si alguna vez la poeta fueSigue leyendo «Ojitos jónicos»

Mi escalera

Me preguntabas que qué quería cenary no entendíasque lo que yo tenía era hambre de ti,de devorar tus miedos,tus entrañasy esos labios cosidos a medida de mi piel.Mi alegría se medía según mi columna vertebral era como una escaleray, cada hueso,como un peldaño                         Sigue leyendo «Mi escalera»

Veinteveinte

Fallido el encuentro,me resigno a contarlea mi diario el secretoy a de lejos, mirarte. Sea furtivo el encuentro,peligrosa la jugada,por la esencia del centroque supone mi alborada. Y escribo tantas palabras,las distribuyo con meditación,a lo largo de estos versosy en lo ancho de mi sillón. Tan oculta en un suspiromi ambición está alojadaseñalando cómo viroenSigue leyendo «Veinteveinte»

Atracción

Estaba absorta en mis pensamientos cuando la sensación de que me observaban me sacó de mi ensimismamiento. Giré la cabeza y ahí estabas, apoyado en la mesa, mirándome. Por un segundo mis ojos te recorrieron, analizando la situación. Tú no te inmutaste, seguías intentando atraparme con tu desbordante carisma. Quise levantarme y huir, pero miSigue leyendo «Atracción»

Menos yo

Es en la infinita desesperación que yo me encuentroel recinto perfecto para añorar tu cuerpoy más allá de ello, el sonido de tu vozel compás de tus pasos finosy el silencio de mi corazón. Porque nos separan más de mil kilómetros,varios días y noches de oración,en los que no hago más que lamentarme,escribirte versos ySigue leyendo «Menos yo»

La vela perpetua

No estoy segura cuántos años han pasado desde que empezamos a vernos, pero estoy convencida que no nos hemos superado. No ha habido un cierre de capítulo contundente entre nosotros, todo ha sido como un largo receso entre una y otra etapa de la vida donde sigues siendo una constante a pesar del camino recorridoSigue leyendo «La vela perpetua»

Juegos de cebolla

Me desnudó, quitó una por una todas mis capas, dejándome completamente a la intemperie, débil e indefenso en medio de una batalla épica donde me creí vencedor. Un filoso cuchillo fueron sus labios que arrancaron de a poco las palabras de los míos hasta hacerlas suyos. Prometí que nunca más sería vulnerable, que no caeríaSigue leyendo «Juegos de cebolla»

Oscilaciones

No puedo crear consensoal distinguir tu miradasobre fría y tensa espaldaque cargo al escaparme. Y no puedo contemplarteporque el hambre se ha esparcidomás allá de los intestinosy por debajo de las palmas. Ya ni el tiempo alcanzapara pensar en lo sucedidoen fiesta, día amarilloque se ha quedado en la mañana pues la sed se habíaSigue leyendo «Oscilaciones»

En el atrio

‪Luces acalambradasy caderas silenciosas‪junto a calles luminosas‪y unas primaveras heladas; ‪al verme tan alta, esperanza‪de sentarme al final del camino,‪y encontrar un nuevo destino‪en una cúpula de alabanza.‬ ‪Pasando el atrio sin sorpresasvida cotidiana absoluta‪y apacible, se disfruta‪quedando miradas embelesas. ‪No engaño a nadie con la bellezade mi sonrisa, insólito suceso‪cual corto y tierno beso‪queSigue leyendo «En el atrio»

Humedad

Esperamos a que salga del baño. Con la puerta entreabierta, escuchamos el caer del agua y los sonidos dispares de sus manos refregando su cuerpo, suponemos que para quitar los restos de jabón. Sentados al borde de su cama, tenemos a mano su ropa interior y un saco tejido que nos puede quedar mejor aSigue leyendo «Humedad»

Mi último deseo

Aquí estoy hoy,ahogándome en las ganas de abrazarte,luchando con la pena que se acerca,temiendo que tengas que marcharte,pero con más miedode que ya nada sea igualcuando quiera que vuelvas. Sé que he perdido demasiadas oportunidades,que he evitado todo tipo de señales,sé que no merezco que me eches de menos,que aunque aún no sea tarde,ya noSigue leyendo «Mi último deseo»

Las eses salen simples sin sabor

Me aproveché de su valentía, de la inocencia que carga a los veintidós; sepa que no acabo todavía, que aún quiero partirlo en dos. Sepa que quiero cual escapista que busca escondite del rencor, que estas palabras no son falsas, que mi triste existencia es calor. Alquilo mi casa en valle vacío. Por favor noSigue leyendo «Las eses salen simples sin sabor»

Juicios

Son tus ojos cumbre lastimeraque se asoma a la duda de los míos;son tus labios jaula de una fieraque se esconde entre perlas y navíos. Es tu piel camino tan sinuosoque me hundo en pozas lado a lado,pero es el dulce viaje tumultuosoque me mantiene en rumbo no acabado. Es tu mirada, deshonesta y altivaloSigue leyendo «Juicios»

Y ya no

Y te extrañé, y el tiempo no pasaba, y extrañar no me bastaba. Y te lloré, y las lágrimas no paraban, y llorar no me bastaba. Y te extrañé, y los días se volvieron meses, y extrañarte se volvía eterno. Y te lloré, y mi corazón no sanaba, y llorarte se volvía eterno. Y yaSigue leyendo «Y ya no»

Sabor a azúcar

Abre tus labios así, suavemente, hasta que su boca se adecue a la apertura exacta del caramelo que sostienes en tus manos.  No te preocupes si tu saliva hace contacto con el dulce que ahora disfrutas, después de todo terminará desfaciéndose en tu boca tarde o temprano derramando todo su interior en tu garganta. EnSigue leyendo «Sabor a azúcar»

Cae la lluvia (Parte II)

Sentir las gotas de la lluvia recorrer mi piel ya se estaba haciendo costumbre, tanto que no veía posibilidad alguna de que se pudieran esfumar, de que el sol las evaporara de repente sin permitirles conocer el arcoiris. La felicidad me inundaba y decidí dejarme arrastrar sin pensar en el rumbo que podría traer estaSigue leyendo «Cae la lluvia (Parte II)»

Viejos conocidos

Pensaba que nunca la vería de nuevo y mucho menos mezclada en mi mundo caótico y negro. Ella era de las que claman por ver llegar el sol porque las sombras de la noche la dispersan y ya no pueden ni encontrar su sombra, de esas niñas buenas que pretenden ser malas cuando uno lesSigue leyendo «Viejos conocidos»

Amor imposible

­–¡No! ¡No! ¡Ya no puedo! ¡Ya no!– Los gemidos mezclados con sollozos son insoportables en la eterna penumbra. No sé qué pasa. Me encuentro navegando en un mar de sangre, me miro las manos y están teñidas de rojo, el vestido que era tan blanco como la nieve ahora está lleno de manchas. Esos ojos,Sigue leyendo «Amor imposible»

Si tu me miras

Si tu me miras, en aquel rincón oscuro del deseo entregado, pierden la razón los versos, se vuelven locos y enamorados. Y el sentir de mis letras, y el pensamiento mas extraño, y el guiño mas sincero, y el tesoro más preciado, todo se hace canción, con la realidad de lo soñado.