Dolorosa despedida

Me despierta un soniquete que se mete en mi cabeza; no sé dónde esconderme para no oírlo. Ese toc toc corrompe la paz del momento: la casa está en silencio, todos duermen y los primeros rayos anaranjados del amanecer empiezan a brillar.  Me levanto de la cama y silenciosa me dirijo a encararme con elSigue leyendo «Dolorosa despedida»

¿Será quimera?

Somos intrusos en un cuento de hadas y, sin apenas consciencia de su magnitud, caminamos despacio, presenciando la magia. He visto tus ojos convertirse en estrellas y una noche fría tornarse hogar, los cisnes en ríos que no conocía, el tiempo varado antes de volar. Me pregunto cuándo acabará el hechizo o si esto esSigue leyendo «¿Será quimera?»

Pertenencia

Pasos cadenciosos y desaliñados llenan la noche. La gente pasea en rebaño, y una dama solitaria sentada con los pensamientos aislados. Ve por la dama, Muerte, pero camina lento. Ve por ella, que, aunque tiene sueños, vos sos uno de esos, pero el más lejano. La hierba se recuesta en el umbral de las fuertesSigue leyendo «Pertenencia»

Sé que dueles (Parte I)

Me disponía a ducharme como cada mañana. Presentía que hoy iban a cambiar el rumbo de las cosas, el rumbo de mi vida. Comenzaba mis vacaciones y estaba ilusionada porque le volvería a ver. Atrás quedaban las semanas de estrés, de complicaciones y de nervios. Sí, nervios, ya que me había propuesto darle una sorpresa.Sigue leyendo «Sé que dueles (Parte I)»

Pesadilla al despertar

Dicen que cuando tu peor pesadilla cobra vida, todavía te hace falta despertar. Siempre fui de tener sueños livianos, simples, sin gracia ni fondo. Muy de vez en cuando, alguna pesadilla de esas que uno nunca quiere que sucedan. Como un desagüe de tragedia en clave imaginaria, como una cloaca ficticia por donde la menteSigue leyendo «Pesadilla al despertar»