Respirar

Una vez me quedé dormida tanto tiempo que olvidé la manera de moverme hacia la luz casi pensé que las nubes negras bastarían y de la nada malinterpreté todas las estaciones mis microscópicos esfuerzos fueron abandonados se me acabaron las cosas que debía maldecir y de la nada recordé cada uno de los nexos cuandoSigue leyendo «Respirar»

Herida abierta

En el centro de mi pecho hay una herida abierta que está formando raíces, viene desde el esternón con el perdón desgastado de treinta justificaciones que me piden que me calle por respeto al recuerdo ajeno. Algunos días mi herida grita en las olas de un mar exánime, va creciendo en el verano que noSigue leyendo «Herida abierta»