El mar

Un taxista sin deseos recoge las maletas,murmura burlas sobre mínunca seré bien recibidomás allá del altiplano. La noche se traga los ruidosde una carretera que se tensa al horizonte.Mis deseos de mirarte fijo,de lamer tu superficie,de respirar tus vapores,tendrán que esperar. Abandonamos la principalnos adentramos en una trocha cualquierami mente se hace fangoy mi corazónSigue leyendo «El mar»

El mar

Observo cada ola en un vaivén indescifrable Pienso en ti y te veo en ese mar, sin que estés ahí. Dentro de mí siento el ansia incesante de vernos juntos crecer Pero como este mar, Es impredecible cada movimiento que el tiempo nos devele. Y es tan inmenso, tan profundo, tan apacible Que no dudoSigue leyendo «El mar»