Scherzo, colpa: Waiter

47. -Azul, rojo, blanco, marrón. Sorpréndeme, querido. ¿Qué  me traes para esta hermosa velada? 48. Abstraídos de una rutina, perdidos en el descanso de su búsqueda por la felicidad. Por un momento se olvidan de su legado a proteger. -Aquí tiene, señor. -Exquisito. Quizá un poco pequeño,  pero dicen que así son las mejores porciones.Sigue leyendo «Scherzo, colpa: Waiter»

Instantes

Quizá nunca estamos listos del todo para enfrentarnos al veloz paso del tiempo. Tal vez jamás sepamos valorar justamente el instante presente, el segundo que se nos regala en este mismo momento. Cada vez más, el ser humano prefiere estar ausente, distraído, anestesiado… para dejar de sentir cómo a cada respiración se le escapa unSigue leyendo «Instantes»

Puntas abiertas

La universidad es casi un cementerio por la mañana: se ven pocas personas en los pasillos y el silencio reina en la mayoría de las aulas. Eran las once y nuestro salón estaba vacío, la clase empezaría a las dos, pero decidimos entrar porque el calor nos ahogaba y el aire acondicionado era una tentaciónSigue leyendo «Puntas abiertas»

Cómo se desgasta el alma

Con el tiempo contra viento, se vuelve algo adicto el silencio de aquellas palabras que ya se fueron. Así se desgasta el alma, drenando la importancia de los besos y él te quiero escrito en carta . Mientras el vacío crece dentro la cama, donde nuestros cuerpos dejan gotas de rabia, de la dulce melancolíaSigue leyendo «Cómo se desgasta el alma»

Carta 11

“Sabe Dios que en el portal de mi atención no hay timbre”, escuché una vez de un genio de nombre Jose. Jamás me había sentido más identificado con una frase. Hasta que llegaste y picaste, vaya si picaste. Picaste hasta dejarme sordo, hasta que te miré y me sonreíste y ahí, justo ahí, comenzó todo.Sigue leyendo «Carta 11»

Maldita menstruación

Maldita menstruación que llegas cuando más feliz estoy ¿qué quieres? no me lo recuerdes no he de llorar solo quiero un poco de té ¿por qué me odias tanto? ¿qué te hice yo? para que me pagues con tanto dolor.     Maldita sea la sangre que solo llega a incomodarme ¡y es que hoySigue leyendo «Maldita menstruación»

Rosas tenebrosas

Encuentras muchas rosas hermosas, rojas y moras, peculiarmente fascinantes con un aroma excitante. Las tomas con delicadez y suavemente el ardor de las agujas envenenadas, conmueve tu cuerpo. No entiendes las razones, de las rosas espectaculares, por ser horriblemente dolorosas feroces, crueles y tenebrosas. Pero aún sigues admirando, como fascinado su belleza, mientras silenciosamente suSigue leyendo «Rosas tenebrosas»

Conversaciones de medianoche

Soy quien dice que si muere de repente ha malgastado su vida, pero todo sigue, porque tiene tiempo todavía. Quien sueña con el cielo en vez de alzar la vista, quien no lleva reloj porque nunca tiene prisa, nada llega para quien nada espera, nada ansía aquel que nunca sueña. La ambición es un señuelo:Sigue leyendo «Conversaciones de medianoche»