Sopa de moñito

Así es como siempre regresas, en lo cotidiano, cocinando, leyendo, pasando el rato con la familia, jugando, te encuentro en todo y a la vez cada recuerdo tuyo parece un sueño que viví en otra vida, cuando aún te veía. Te extraño como siempre y te amo como nunca. Así era mi abuelo, espontáneo ySigue leyendo «Sopa de moñito»

Lo eterno y lo infinito

Durante la infancia poseemos el privilegio —o acaso la desventura— de rozar la aprehensión de la eternidad. Cualquier evento que un infante espera con ansia se prolonga en el tiempo con una compostura tan dilatada que le deja exhausto, excitado y con una percepción subjetiva de que lo anhelado, nunca acontece. Esta vivencia se transformaSigue leyendo «Lo eterno y lo infinito»

Eternidad

Tenían que ser cautelosos tus ojos cuando me miraban de frente, pero el peligro que enseña de cerca me vino a batir todas las partidas.   La casualidad es que yo no sabía que tu boca es un arma de fuego, y tus manos dardos incandescentes que han venido a salvarme la vida.   AhoraSigue leyendo «Eternidad»