viejo ancestral

ya llegaron los labios sabor caramelo y el viento a galletas de cocoa junto a un viejo ancestral que dice ho ho ho  para recordar  que el tiempo de dosificar amor terminó me vendan los ojos ponen una vara en mis manos golpeo tres veces se destroza la piñata: caña de azúcar  cacahuates  chiclosos paletasSigue leyendo «viejo ancestral»

El despertar de la amnesia II

No soy alguien muy sociable la verdad, me cuesta un poco relacionarme con los demás, quizás tiene que ver con la poca relación que he tenido con mi familia y porque he lidiado muchas veces con el rechazo simplemente por ser como soy. En cualquier caso, me divierto más en casa que en cualquier fiesta, peroSigue leyendo «El despertar de la amnesia II»

El despertar de la amnesia

La luz del sol me maltrata la vista. Coloco mi brazo izquierdo sobre la cabeza y arrugo los ojos para acostumbrarse de a poco a la luz y me voy dando cuenta que estas paredes blancas no corresponden a mi habitación. Levanto el torso y, aún aturdido, miro alrededor: estoy arropado con unas sábanas aSigue leyendo «El despertar de la amnesia»

ladies’ night

viernes: reunión con las amigas     (con el fin preciso de tener un desliz sexual) hora de contaminar el cuerpo: bañarse en alcohol y eructar la inocencia antro: cuatro gorilas   observan las esculturas en proporción dejan caer la cadena al hogar del pecado       y mandan a dormir         a las gorditas inocentes antes de las 12Sigue leyendo «ladies’ night»

Navidad en verano

Cada Navidad trae recuerdos, más cuando se entra en años. Al ir hacia atrás, se recuerda lo que falta. O mejor, se comienza por lo que no se recuerda. Hay recuerdos de lo que no tuve nunca. Nunca vi caer nieve en Navidad. Nunca vi pasar un trineo. Nunca pasé frío en Navidad. Nunca seSigue leyendo «Navidad en verano»