Dolorosa despedida

Me despierta un soniquete que se mete en mi cabeza; no sé dónde esconderme para no oírlo. Ese toc toc corrompe la paz del momento: la casa está en silencio, todos duermen y los primeros rayos anaranjados del amanecer empiezan a brillar.  Me levanto de la cama y silenciosa me dirijo a encararme con elSigue leyendo «Dolorosa despedida»

Ojos negros

Estaba asombrado de lo vacío que iba el vagón de metro. Lógico; la hora punta hacía rato que había pasado. Contemplaba mi reflejo en el cristal. Iba sentado, sujetando la caja entre mis manos, el pelo revuelto, el cuello de la camisa desabrochado y la corbata floja.Intentaba recordar cómo había llegado a ese punto. MeSigue leyendo «Ojos negros»

El Gato, La Noche Y La Soledad

Siente maullidos eran suficientes para pronunciar la soledad que evocaba la noche. La antena de la terraza chisporroteaba desesperanza mientras que un poema sobrevolaba a través del viento; proveniente del niño que juega cada tarde con las orquídeas del parque. El gato brotaba sus pupilas a la vera de la oscuridad, observaba el pudor deSigue leyendo «El Gato, La Noche Y La Soledad»

Gato solitario

Gato solitario que te escondes en la noche más triste y más oscura, tu silueta se confunde tras la verja, entre líneas dibujadas de amargura. Gato misterioso, silencioso, que has fijado tu mirada en mis pupilas, de pelo gris, perfecto y esponjoso, pareciera que hasta robases la vida. ¿Qué haces aquí, hermoso gato? no pareceSigue leyendo «Gato solitario»